Estados Unidos y China les interesa poner fin a su disputa comercial

Trump sigue insistiendo que su relación con el presidente chino, Xi Jinping, es muy buena, aunque reconoce que tienen «una pequeña disputa» por la cuestión comercial.

Por su parte, Xi Jinping ha estado lidiando con el enfriamiento de la economía en su país y hay analistas que creen que estaba bajo presión para alcanzar algún tipo de acuerdo.

¿Cómo afecta a las industrias tecnológicas de China y Estados Unidos la guerra comercial entre los dos países?

El enfrentamiento entre las dos superpotencias ha perjudicado, no solo a las exportaciones mundiales, sino también la inversión y la fabricación a nivel internacional, provocando que se resienta la confianza de los empresarios y los intercambios comerciales globales.

Se supone que el objetivo final del presidente Trump es ser reelegido, probablemente una de las opciones más sencillas para conseguirlo es llegar a un acuerdo con China que permita a la economía estadounidense evitar la mayor parte del daño.

¿Cómo afecta a las industrias tecnológicas de China y Estados Unidos la guerra comercial entre los dos países?

Sin embargo, el gobierno estadounidense ya ha tenido que poner en marcha dos multimillonarios programas de asistencia financiera para ayudar a los ganaderos y agricultores que se han visto afectados por la pérdida de acceso al mercado chino.

Es decir, la guerra comercial ha deteriorado muchos de los indicadores económicos de Estados Unidos y los analistas creen que si Trump no cierra la disputa con China el panorama podría empeorar para la primera economía del mundo.

Sin embargo, los flujos comerciales entre las dos principales economías del mundo cayeron un 13,6% durante los siete primeros meses de 2019, lo que deja claro que la guerra comercial está comenzando a afectar también a China.

  • Para el economista Greg Meier solo hay tres resultados posibles a la guerra comercial:

1- «El primero es que las dos potencias lleguen a un acuerdo comercial, que para ser efectivo, debería incluir la retirada de aranceles», le dice a BBC Mundo.

2- «El segundo es que sigamos igual. Este es el entorno en el que hemos estado durante gran parte de los últimos 18 meses. Esto no es una solución y perpetúa la inestabilidad».

3- El tercero de los escenarios es que asistamos a una escalada sin fin que crearía «grado aún mayor de incertidumbre».

Y mientras el mundo asiste atónito al deterioro de los indicadores macroeconómicos, la naturaleza duradera de la disputa mantiene también la incertidumbre política en niveles elevados.