¿Cómo jubilarse a los 40 años? Estos son los consejos laborales de quienes lo hicieron

No debe llamar la atención de enterarse que hay un movimiento de jubilados jóvenes. Pero, ¿cómo logran dejar de trabajar sin preocuparse por el dinero?

Muchas personas creen que quienes se retiran a los 40 años son millonarios, ganadores de lotería, famosos o empresarios de tecnología. Pero hay un movimiento creciente de jóvenes retirados que no nacieron en cuna de oro, no ganaron la Tinka y no conocen todos los secretos de Silicon Valley.

Ellos provienen de todas las clases sociales: algunos fueron maestros o escritores; otros trabajaron en bancos y quienes fueron emprendedores. Sin embargo, estos jóvenes jubilados tienen una característica en común: la actitud contraria a su estilo de vida y la de planificar la jubilación.

En este sentido, te mostramos cinco lecciones de estas personas que se puede aplicar en la vida:

1. Entienden las matemáticas de la independencia financiera

Para poder retirarse se necesita tener un enorme ahorro y una fuente de ingresos que, por lo menos, se equipare al sueldo que se recibía. Es decir, quienes se quieran retirarse deben contar con una fuente de ingresos. El problema con estos números es que no se toma en cuenta que las personas retiradas, AUN gastan. Por eso, los jóvenes que dejan de trabajar entienden que el secreto no está en los ingresos, sino en la tasa de ahorro como porcentaje de su salario. Considerando esto, un retiro temprano no suena tan descabellado.

2. Gastan menos, pero son igual de felices

Los jóvenes retirados gastan menos de lo que ganan, ya que han desarrollado una actitud muy conveniente en la que maximizan todo su consumo. Cuando compran algo, generalmente se fijan en el precio, aunque lo que realmente les importa es qué tanto gozo les dé el nuevo objeto. les da lo mismo beber una cerveza en un bar del barrio que en un restaurante de cinco estrellas. En suma, hacen cosas baratas para poder realmente disfrutarlo.

3. Invierten temprano y por décadas, no años

Los jubilados jóvenes no tienen acceso a secretos de inversión. En lugar de tratar de ganarle al mercado, ellos tienen estrategias financieras simples. Muchos usan fondos de ahorro con planes que duran décadas en lugar de meses o años. También empiezan a invertir mucho antes que las demás personas de su edad, lo que genera mayores intereses en su dinero.

4. Evitan tasas altas de inversión

Igualmente ellos saben evitar vehículos de inversión llenos de comisiones. Muchas personas saben que deben empezar a invertir, pero no saben cómo hacerlo por lo que contratan los primeros servicios que se encuentran en el banco, lamentablemente con comisiones exorbitantes. Lo mejor es comparar las comisiones que se cobrarán y analizar cómo afectarían los retornos de inversión.

5. Compran activos que impulsan el flujo de efectivo

Las inversiones alternativas son una vía inteligente de apuntalar los ingresos para retirarse a los 40 años. La alternativa más popular de esta rama son los bienes raíces. Sin embargo, entrar en este sector no es tan simple; los inversionistas deben identificar las propiedades que cumplan la regla de oro: la renta mensual de un bien inmueble debe ser de al menos el 1% del precio de compra. Así que este tipo de negocios requieren más experiencia que otras inversiones.

Vía: Entrepreneur.com