¿Como recibir una pensión usando tu vivienda?

Luego que la Comisión Permanente del Congreso aprobara el proyecto de ley que crea la hipoteca inversa, las personas especialmente mayores de 65 años, se verán beneficiadas de usar su vivienda como garantía ante una entidad financiera o una aseguradora.

Esto a fin de recibir un pago único o mensual como si fuera una pensión, mientras continúan habitando el inmueble hasta su fallecimiento. Sobre este tema, Eduardo Morón, presidente de la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (Apeseg), señala que el monto que se recibirá por la vivienda será determinado en función a su valor, la esperanza de vida del titular o titulares y la tasa de interés que se aplicaría.

¿Cómo pagan?

El especialista indica que existe la posibilidad de contratar una pensión vitalicia con la aseguradora o que los pagos mensuales se hagan durante cierto número de años hasta que el dinero se agote. Otra alternativa es recibir un pago único, aunque no se recomienda porque se asumen demasiados riesgos.

«Esa vivienda lo van a poder utilizar como garantía para conseguir fondos, financiamiento para sus gastos en edad de jubilación, sobre todo para aquellas personas que no tienen o no han acumulado fondos suficientes en su AFP, podrían utilizar este esquema para conseguir una pensión más alta«, asegura Morón.

Fallecimiento del titular

Y cuando el dueño del inmueble fallece, sus herederos deberán decidir si quieren mantener la propiedad de la vivienda, pagando el monto que se desembolsó y levantando la hipoteca en la entidad financiera o aseguradora. Si no lo hacen o si no hay herederos, la entidad financiera se queda con el inmueble.

[su_box title=»Artículo Relacionado» box_color=»#000000″]Fondos de AFP serán garantía para comprar viviendas[/su_box]

Por otro lado, si el titular del inmueble escogió recibir un pago mensual por 10 o 20 años, pero fallece a los cinco años, los herederos pueden recibir el saldo remanente si el inmueble pasa a favor de la aseguradora o entidad financiera. Y si hay dos titulares del inmueble, cónyuges o convivientes, y muere uno de ellos, el que sobrevive tiene derecho a seguir recibiendo los pagos mensuales.

Jóvenes e informalidad 

El presidente de Apeseg señala además que uno de los problemas que podría afrontar el desarrollo de la hipoteca inversa en el Perú es el elevado nivel de viviendas construidas informalmente, pues se requiere que estas tengan un seguro, estén saneadas y cuenten con título de propiedad para aplicar a este sistema.

Finalmente, Morón explica que la hipoteca inversa, si bien no fija límites de edad, no sería atractiva para personas muy jóvenes, pues como su expectativa de vida es muy alta, la institución financiera le ofrecería un monto bastante bajo por su vivienda.