¿Cómo encarar la compra de útiles escolares?

El inicio del próximo año escolar está a la vuelta de la esquina y los empresarios se alistan para ofrecer toda la dotación relacionada a esta temporada; mientras que los padres también proyectan sus gastos y evalúan cómo cubrir la lista completa.

En este contexto el diario El Comercio, en su versión digital, ofrece una publicación de recomendaciones para hacer un uso inteligente del dinero en esta temporada. En el contenido se hace un análisis orientados a dos sectores: empresarios y padres.

[su_box title=»Artículo Relacionado» box_color=»#000000″]Cómo financiar tu campaña escolar 2018[/su_box]

Para los padres

Ana Vera, CEO del Grupo Kobsa, sugirió que, al momento de comprar, los padres pueden utilizar instrumentos financieros de cooperativas y cajas municipales, entendidos como préstamos escolares para pagar en dos o tres cuotas. «De lo contrario, tendrías que extender demasiado la forma de pago de los útiles escolares y comprometería el presupuesto de la familia en todo el año. Nuestra lógica es que solo deben pagarse en dos o tres meses», afirmó.

Si los útiles escolares y el uniformes cubren más de tres meses de presupuesto de la familia en todo el año, se tendría que reconsiderar el centro educativo donde estudiará el menor de acuerdo a las posibilidades económicas de la familia.

Para dueños de negocios

La especialista recomendó a los propietarios de negocios (que realizarán compras para abastecer los mismos) a negociar bien los precios, las condiciones de pago y las tasas a las que están suscritos los productos. En ese sentido, consideró que el uso de los plásticos no es una buena alternativa a la hora de realizar esta inversión.

[su_box title=»Artículo Relacionado» box_color=»#000000″]Cómo programar los gastos del 2018 para no quedarse sin presupuesto[/su_box]

«Utilizar las tarjetas de crédito —que son productos de consumo— para subvencionar sus negocios no es una buena forma para potenciarlos», añadió.

Lo que quedó de diciembre

A modo de balance, la especialista dijo que luego de la disminución del ruido político (o escándalos de la agenda política nacional), las personas se estarían animando a utilizar los productos financieros. Pese a ello, agrega, la inestabilidad política que atravesó el país, a finales del año pasado, habría perjudicado a la campaña navideña.

«No se han cumplido con los objetivos de colocación comercial que todos esperábamos, por lo menos en la última quincena del mes de diciembre. El impacto político generó un ambiente de incertidumbre y la población no quiso endeudarse más», añadió.

Vía: El Comercio