Trucos para dejar de gastar dinero en cosas innecesarias

Dejar de gastar dinero en cosas innecesarias es el primer paso para ahorrar y mantenerte dentro de tu presupuesto. Esto es lógico. Lo más difícil es saber cómo hacerlo. El primer problema es saber distinguir entre lo que es necesario y lo que no es.

Por eso, y pensando en ti y en tu bienestar financiero, te traemos algunos consejos y trucos sencillos que pueden ayudarte a dejar de gastar dinero innecesariamente.

Espera un rato

Uno de los métodos más eficientes para dejar de gastar dinero en cosas innecesarias es esperar.

Si algo es verdaderamente necesario, no lo piensas: lo ves, lo coges y lo pagas. Por eso todas reconocemos cuando estamos comprando algo por impulso, porque empezamos a buscar razones que justifiquen su adquisición.

Este impulso puede ser fácilmente sometido si sales del entorno del objeto y concentras tu atención en otras cosas. Por ejemplo, si estás en un centro comercial, sal de la tienda, date unas vueltas y mira otras cosas. Al final, es muy probable que ya ni te acuerdes de volver a la tienda inicial para comprarlo.

 

Aléjate de las tentaciones

Este consejo puede referirse a esa amiga que te motivó a comprar la yogurtera que ahora yace en tu trastero, pero también a la tentación de las promociones.

El primer paso es darte baja de los correos electrónicos de tiendas o páginas web de promociones. Aunque sean muy útiles para encontrar precios buenos cuando necesitas algo, son un mar de tentaciones cuando no lo necesitas.

No hagas las compras con hambre

Nunca hagas las compras en el súper con hambre. Terminarás comprando muchas más cosas que las que están en tu lista solo porque en ese momento todo te parece apetitoso. Si no lo necesitas, es probable que termine caducado en tus armarios o tirado a la basura porque una vez saciada el hambre, todo toma una nueva perspectiva. Pero el dinero, ese, ya no vuelve.

Organízate

La desorganización te podrá costar dinero en algún momento. Basta que pienses cuántas veces has salido a comprar algo porque creías que no lo tenías o que lo perdiste y unos días después encuentras el objeto desaparecido en algún cajón raro en tu casa. En suma, has gastado dinero para nada.

Sin tarjetas

Una de las maneras para dejar de gastar dinero innecesariamente es simplemente no llevarlo contigo. Si no tienes dinero, no puedes comprar.

En casos más extremos en el que no consigas controlar tus impulsos de compra, considera dejar las tarjetas bancarias en casa y llevar solo efectivo contigo. En tu vida diaria sabes más o menos cuánto te vas a gastar, agrega a ese valor un extra para urgencias y ¡lista!