Cómo debes monetizar tu blog para tener éxito

¿Te apasiona la escritura? ¿Te gusta ayudar a los demás dando tu opinión acerca de temáticas que dominas? ¿Tienes un blog y quieres generar ingresos para poder dedicarte a él?

Si se responde afirmativamente a alguna de las preguntas anteriores entonces sigue leyendo este artículo.

Cuando se habla de blogs, automáticamente nos viene a la mente un sitio web con artículos de temática relevante, para cierto sector específico que es parte integral del campo que se domina Así, se puede obtener una importante comunidad de fieles lectores que serán los que impulsarán la actividad de escritura.

Pero la pregunta es: ¿se puede vivir realmente del blogging? La respuesta es positiva, pero no es una solución mágica ni fácil, y mucho menos rápida. Se puede tener un blog como un hobbie, pero si de verdad se quiere que sea un negocio, hay que darle una gran dedicación y mucha paciencia.

Por otro lado, hay que ser persistente y no bajar los brazos, ya que los beneficios de estos no se hacen visibles sino a lo largo de varios años. Una vez logrado, será más estable ya que se habrá conseguido un nicho o comunidad específica.

A continuación, ofrecemos los métodos usuales para monetizar un blog con éxito.

1. Publicidad

Este aspecto es fundamental para un blog. La industria publicitaria mueve enormes capitales a nivel mundial, y uno puede ser parte de este negocio permitiendo que los demás publiciten en el sitio web con beneficios para ambas partes.

Un detalle importante sobre este aspecto es ser muy cuidadoso, porque el tipo de publicidad que se ponga en el sitio debe ser relevante para los lectores y no debe ser invasiva. Sino se alejará a cualquiera que sienta arruinada su experiencia de navegación.

En este sentido, existen dos modalidades generales de publicidad web:

Pago por click: su metodología implica que se cobra cierta comisión por cada click que el usuario hace sobre el anuncio.  El mejor caso de publicidad para este tipo es Google AdSense, el cual elige los anuncios que van a aparecer en el blog según la relevancia para los lectores.

Pago por acción: es más compleja que el caso anterior porque solo se cobra cuando el usuario hace click y realiza determinada acción posterior, como puede ser: llenar un formulario con sus datos o brindar su número de teléfono. Si bien es menos probable que el lector realice estas acciones, las comisiones propuestas son mucho más altas.

En esta modalidad existe un caso particular que se denomina Marketing de Afiliados, donde la acción es la venta de algún producto o la contratación de algún servicio. En otras palabras, la empresa ofrece algo a través de su página web y si tú la promocionas dentro de tu propia web y los lectores compran, te llevas una comisión por tal transacción.

Para estos casos los artículos del blog deben dedicarse a convencer a los lectores de contratar o comprar los productos en cuestión. Y entre algunas plataformas que ofrecen programa de afiliados tenemos a Amazon, Awin, CJ Affiliate y Hostinger.

2. Blog como intermediario

En esta modalidad no se estaría ganando dinero por el blog en sí, de hecho, ninguno de los métodos propuestos tiene la intención que el usuario pague por leer los artículos porque es inviable con todo el contenido gratuito en internet.

La propuesta es crear un blog como estrategia para convencer a los lectores a comprar algo. En este caso, se parece bastante al pago por acción, pero sin comisiones ya que todo el beneficio es para uno mismo.

Entonces, si se tiene una tienda online se puede crear un blog dentro del mismo sitio para dar más información y animar a los lectores a hacer la compra. En el caso que se ofrezca los servicios como profesional, por ejemplo sobre diseño web, se puede armar el blog para dar la confianza a los lectores que uno es experto y que domina el campo.

Este mismo modelo sirve para otros casos como venta de ebooks con información detallada, así se puede escribir sobre el mismo tema en artículos informativos con detalles insuficientes, entonces, el lector querrá saber más y comprará el libro. También se aplica para vender cursos online.

3. Ofrecer contenido gratuito

¿Cómo se va a monetizar el sitio si lo que se ofrece es gratis? Bueno, resulta que hay muchos modelos de negocios que ofrecen su producto gratis, y el rédito económico viene por otro lado.

Con este modelo se puede llegar a tener mucho éxito, pero solo si lo que se ofrece es de enorme utilidad. Resulta que a las personas les encantan las cosas gratis y se emocionan mucho si las consiguen. No importa si el costo es bajísimo, prefieren que no cueste nada, se jactan de haberlo conseguido gratis y lo recomiendan con sus círculos, en redes sociales y demás.

De esta manera se habrá conseguido una campaña de marketing gratuita a través de los lectores y a su vez incluir un método de pago para obtener donaciones. Las personas que estén extremadamente contentas y agradecidas te pagarán por haberles solucionado algún problema por el que, de otro modo, habrían pagado mucho más.

Muchos programas son de código abierto y gratuitos, pero no significa que no obtengan beneficio económico de esto, sino que, en este modelo, se cobra por otros servicios y no por el programa en sí. De esta forma el producto se hace conocido y hay más probabilidades de que se paguen estos servicios.

Un caso modelo de esto es WordPress, el cual permite descargar su software, crear modificaciones y adaptarlo como quieras, aunque también ofrece planes de alojamiento pagos.

Vía: emprenderalia.com