Cómo montar un estudio fotográfico con éxito

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y en el caso del fotografía, puede convertirse en un negocio muy rentable los 365 días del año.

La fotografía es una actividad emocionante, pero esto no significa que todas las personas con una cámara son fotógrafos expertos.

De hecho, hay quienes tienen talento para tomar buenas fotografías, pero con conocimientos específicos pueden incursionar en el negocio de tener un estudio fotográfico. ¿Qué hacer?

Definir los servicios

Para poder determinar la estructura del estudio fotográfico y los equipos a utilizar, se necesita definir qué servicios se van a ofrecer. Hay que tenerlo en cuenta para las fotografías que se tomará en el set; sin embargo, en exteriores se podría tener más libertad creativa.

Te ofrecemos algunos de los servicios que se puede incluir en este tipo de negocio:

  • Fotografía de boda.
  • Fotografía de bautizo, primera comunión y confirmación.
  • Fotografía de parto.
  • Anuncios publicitarios.
  • Fotografía de recién nacido y niños.
  • Fotografía de mascotas.
  • Fotografía institucional.
  • Fotografía de moda.
  • Fotografía publicitaria

Capacitación

Si el emprendedor ya es un buen fotógrafo siempre debe apuntar a ser el mejor y eso se obtiene por medio del conocimiento y la práctica. De esta forma, su talento se disparará y podrá encontrar su marca personal que hará que los demás reconozcan su trabajo.

Por eso hay que capacitarse lo más que puedas y hacerlo de manera constante. Aprende de otros fotógrafos más experimentados, asiste a talleres, ve tutoriales en Internet y practica con tus equipos para que domines perfectamente la composición e iluminación.

Ubicación

El negocio debe estar ubicado en un lugar de fácil acceso y que sea seguro. Hay que recordar que en el estudio fotográfico no solamente se resguardarán los equipos de trabajo, sino que asistirán personas que deben sentirse tranquilas. Para comenzar se puede acondicionar un espacio del hogar para crear el estudio fotográfico.

Estructura

La estructura del estudio tiene que ser un lugar bastante amplio (alrededor de 30 m²) para que los equipos puedan ser utilizados con mayor comodidad y nadie salga lastimado. Sin embargo, se puede utilizar un área para almacenar aquellos que no están en uso.

Otro dato a considerar es que sus paredes deben estar pintadas con colores oscuros o neutros para que facilite la iluminación y, posteriormente, la edición de las fotografías. Igualmente, se deben poder sellar cualquier fuga de luz que haya en la habitación para que no interfiera en el trabajo.

Equipos

Para comenzar este tipo de negocio no es necesario gastar en equipos lujosos y costosos. Es mejor adquirir equipos básicos, pero que ofrezcan una calidad razonable. Más adelante, se puede ir mejorando. Así que se necesitará para empezar:

  • Una buena cámara.
  • Set de luces.
  • Difusor.
  • Rebotador.
  • Filtros para luces.
  • Trípodes.
  • Sinfín blanco y otros fondos.
  • Sillas.
  • Mesas.
  • Cajas plásticas.
  • Computadora.
  • Teléfono.

Inversión

Si se desea emprender este negocio con mayor planificación, se debe aumentar el capital de inversión. Con más dinero se podrá alquilar un estudio profesional sin necesidad de hacer las intervenciones para acondicionar el lugar por cuenta propia. Sin embargo, hay que contar con el ingreso suficiente para mantenerse en pie durante al menos tres meses mientras se espera la obtención de ganancias.

A su vez, podría ayudar que el espacio alquilado cuente con una sala de espera, baños, un área administrativa y, de ser posible, estacionamiento. El costo dependerá de la ubicación y las dimensiones del local.

Promoción

Actualmente, ya todo negocio debe tener su propio sitio web que, en el caso del estudio fotográfico, servirá de portafolio y así los clientes potenciales puedan apreciar el trabajo antes de ser contratado. También se puede hacer uso de las redes sociales para que más personas vean todo el material fotográfico y se interesen en sus servicios.

Un dato: para empezar con buen pie, lo mejor es hacer sesiones de fotos de manera gratuita para armar el portafolio según el tipo de servicios que se quiera ofrecer. Así se estará actualizado con las más recientes técnicas que se haya aprendido.

Finalmente, una buena idea para promocionar el negocio es organizar un concurso a través de los perfiles para que los seguidores participen y ganen una sesión gratuita. La idea es fidelizar a los potenciales clientes.

Vía: muchosnegociosrentables.com