El dilema entre la inversión y el ahorro… ¿cómo resolverlo?

A veces está el dinero, pero faltan las ideas. Lo cierto es que muchas personas, en oportunidades, cuentan con un buen volumen de dinero y no saben muy bien qué hacer con él.

Todo gira en torno a una decisión y la apremiante duda, entre ahorrar e invertir. La primera está fundamentada en una posición pasiva y conservadora; mientras que la segunda implica riesgo, con la expectativa de mejores resultados.

Algunas culturas otorgan especial relevancia al ahorro, indistintamente de que sea una cantidad pequeña. Incluso se le da importancia al simple simbolismo del ahorro, porque su trasfondo formar el hábito. Del dicho al hecho puede haber mucho trecho, en especial al contrastar la intención de ahorro con las posibilidades que deja la rutina.

¿Qué hacer con el dinero?

Puede que un dinero extra sea el producto de beneficios laborales o de múltiples oficios, al margen del ingreso regular. Justo ahí es cuando se suscita la pregunta recurrente: ¿Debo guardar mi dinero debajo del colchón o apostar por una inversión? Si de entrada nuestra mente no se perfila a resolver esta inquietud, entonces es conveniente entender que ante la duda de una inversión debimos darnos el tiempo para ahorrar una cantidad significativa.

Principio
El portal finanzaspersonales.co, explica que ahorrar es “guardar parte de los ingresos para alcanzar metas financieras y poder reaccionar en momentos de crisis. Por lo general, ahorrar involucra el control en los gastos y un corto plazo para realizar inversiones”.

La misma lectura en esta plataforma complementa que invertir hace referencia a “tomar algo de su dinero con el objetivo de hacerlo crecer, comprando cosas que podrían aumentar en valor, como las acciones, los bienes o acciones en un fondo”, citando a especialistas del sitio web Money Advice Service, del Reino Unido.

El inversionista debe ahorrar

El hábito del ahorro debe ser trabajado, porque confiere disciplina a la persona. Cuando usted ahorra, puede hacerlo pensando en tener mejores condiciones de vida en el futuro o para lograr comprar algo que satisface alguna necesidad o simplemente lo hace feliz.

¿Cuándo invertir?
Hay que visualizar un colchón financiero, que sale de su ahorro, para atender cualquier emergencia o dificultad financiera por un lapso de tres meses. La diferencia de ese colchón financiero puede ser su insumo de inversión. Ser prudentes con el colchón financiero, le permitirá sobrellevar cualquier eventualidad.

Reglas
Lo ideal es lograr un equilibrio entre los dos métodos. Incluso se puede ahorrar e invertir al mismo tiempo, ya que entre más ahorre, más dinero adicional puede invertir y, por lo tanto, tener ganancias adicionales. Money Advice Service establece, al respecto, unas reglas de oro:

• Si va a utilizar el dinero en menos de cinco años, ahorre.

• Si va a utilizar el dinero después de diez años, invierta.

• Si va a utilizar el dinero en un periodo entre cinco y diez años, puede combinar el ahorro y la inversión. Para eso, considere:

– Su actitud a diferentes riesgos: si es de quienes quiere apostar todo y ganar mucho (perfil alto), o más bien quiere apostar poco y no perder (perfil bajo).
– Su objetivo de inversión
– Su situación financiera.

Vía: finanzaspersonales.co

Vía: Money Advice Service