10 ideas de negocios que aún no se han explotado

Seguro que alguna vez te has planteado montar un negocio en España, y al pensar te habrás preguntado si existe algún negocio aún no proyectado que pudiera triunfar.

¿Está todo inventado o hay margen todavía para triunfar con una idea nueva? Así que ofrecemos varias ideas de negocios aún no «explotado» y que podrían ser exitosos.

10 ideas de negocios que aún no se han explotado:

1. Gimnasios mentales:

Todos conocen los gimnasios convencionales, dedicados a cultivar el físico. Pero, ¿y la mente? ¿Existen gimnasios que ayuden a agilizar la memoria, mente o sentidos? No parece que haya muchos, y tal vez habría que pensar en fomentarlos a través de juegos que agilicen las neuronas.

2. Alquiler de artículos de bebé:

Calzado, ropa, carritos, cunas, etc. Los artículos de bebé suelen ser de uso efímero y por tanto se quedan prácticamente nuevos tras ello. Así, no estaría de más que las madres pudieran contar con la opción de alquilarlo por un precio que sea rentable para ella y que ofrezca un beneficio para la empresa que lo ofrezca.

3. Algo más que una peluquería:

¿Alguna vez te has preguntado el tiempo que se pasa en la peluquería podría aprovecharse mejor? Es decir, poder hacer otra cosa mientras hace la manicura. Por ejemplo, aprender inglés, leer un libro o que ofrezcan la posibilidad de trabajar con la portátil o con otro ordenador.

4. Conocer los sitios libres de aparcamiento:

¿Existe un servicio que te dice dónde hay sitio libre de aparcamiento en la calle por la zona en la que se anda buscando? Se trata de diseñar una app en la que se diera de alta pagando una pequeña cantidad (para que la empresa fuera sostenible) y se tuviera esa información tan valiosa que ahorrará tiempo y combustible.

5. Cultura en los aeropuertos:

Son muchas las horas que se pasa en un aeropuerto. Entonces, podrían existir espacios culturales en los aeropuertos; miniteatros por ejemplo. O bibliotecas, o ludotecas. Todo para que el tiempo transcurra más rápido.

6. Huertos verticales:

Está muy de moda eso de los huertos urbanos que se instalan en una buena terraza. Pero si no se tiene. ¿Y si ese huerto fuera vertical? Si hay jardines verticales, podría haber huertos verticales también. A lo mejor es buena idea que una empresa los haga.

7. Cenas en la propia casa:

Hacer una cena en casa cuando se tienen invitados a veces es estresante por lo que existe la posibilidad de contratar un catering externo. Se puede, pero no queda igual que si la cena se lo ha preparado en los fogones de la cocina y se sirva reciente. Por eso debería existir una empresa que proporcionara asesoramiento para la cena, propusiera platos, y los cocinara en la propia cocina, solo para esa ocasión.

8. Que te dejen probar un trabajo:

Cuando uno no sabe qué hacer con su vida laboral y duda de qué rumbo tomar, tal vez para ayudar mejor a la toma de decisiones podría probarse los trabajos. Tal vez así, estando uno o dos días en una empresa, se pueda decidir con mayor precisión qué es lo que gusta y qué es lo que no. Debería existir alguna empresa que lo coordine y ofrezca esta posibilidad.

9. Profesor de idiomas «adaptable»:

Siempre se ha querido aprender un segundo idioma pero a veces no se tiene tiempo. ¿Y si el profesor se adapta a nuestro ritmo? Hay que imaginar que se tarda media hora en ir de casa al trabajo y viceversa. Pues que el profesor acompañe en esos trayectos a la vez que se habla ese idioma. O si el alumno está en casa y tiene que cocinar o planchar, que también esté allí mientras se hacen las tareas domésticas.

10. Gimnasia a domicilio para la tercera edad:

Para el bienestar de las personas mayores, es básico que se mantengan activos. Si existieran monitores de gimnasia para ellos que fueran a sus casas para «obligarlos» a hacer ejercicio, seguramente tendrían en mejor estado de salud.

Vía: oficinaempleo.com