4 formas de optimizar los costos logísticos

Todo emprendedor debe buscar la optimización del proceso que es una tarea clave de su negocio. De tal modo que debe tener el control de las áreas más diversas de la empresa y evitar los errores de logística.

En este sentido, los costos logísticos deben recibir una atención especial de los empresarios, ya que esta actividad ostenta un rol estratégico para la compañía. Pero, en el caso de la logística, cualquier cambio debe hacerse con precaución y siempre basarse en estudios previos.

Hay que saber que los costos logísticos agrupan todos los costos adheridos a las funciones de la empresa, que gestionan y controlan los flujos de materiales y sus flujos de información asociados.

Teniendo presente esto ofrecemos algunas maneras de mejorar los costos que toda empresa tiene con esta división operativa:

1. Eliminar la inactividad para reducir los costos logísticos

Muchas veces no es fácil identificar la inactividad, ya que no está presente solo cuando un colaborador decide echarse una siesta en día de trabajo. Muchos procesos se vuelven inactivos con el tiempo.

Esto sucede cuando el proceso no tiene un propósito claro. En varios casos la empresa se ha modernizado, pero permite que los departamentos que ya no tienen una tarea definida continúen consumiendo recursos.

2. Automatizar los procesos como una solución

En algunas empresas, los costos de logística están muy vinculados a las actividades requeridas luego de la venta de bienes. Estas tareas pueden beneficiarse mucho de la automatización. El almacenamiento y la entrega del producto son dos ejemplos claros.

El primero puede ser totalmente mecanizado, mientras que el segundo puede ganar eficiencia mediante el uso de dispositivos de geolocalización. Claro, estos cambios deben hacerse de acuerdo con la estrategia de la empresa, pero el empresario no debe ignorar las oportunidades tecnológicas que se tienen a la mano.

3. Mapear de los procesos logísticos

Los dos temas anteriores no se pueden aplicar sin que la empresa sepa de los procesos logísticos que utiliza. Y es que la logística va más allá del concepto común de entrega de productos e incluye procesamiento de empaques, almacenamiento, distribución, etc.

¿Y cómo puede un empresario aminorar los costos logísticos si aún no se ha mapeado? El emprendedor debe tener como objetivo el mapeo de todos sus procesos, no solamente la logística, ya que con esta información tendrá la confianza para realizar inversiones y mejoras.

4. Invertir en la mejora continua

Con la mejora continua se busca la calidad. Es fácil pensar en este concepto cuando la empresa está desarrollando un producto, pero muchos empresarios no lo aplican. Y no tiene razón de ser automatizar las tareas si los empleados no reciben la capacitación adecuada.

Igualmente es inútil supervisar los procesos si no hay nadie para analizar los datos. Por eso que es clave que el gerente reconozca las posibles debilidades operativas para poder resolverlos. Esto debe darse antes de cualquier inversión importante, y también se aplica a tareas pequeñas.

Un ejemplo es el inventario. ¿Cuántas empresas han gastado más de lo que deberían al comprar un material que no se usará pronto? Eso requiere un costo de almacenamiento. Así que mejorar el proceso de compra es un ejemplo de una mejora continua aplicada al costo logístico.

Vía: myabcm.com