Cómo abrir un taller mecánico con éxito

Si deseas aprovechar el crecimiento del sector automotriz y tienes conocimientos de este mercado, no hay que perder tiempo: puedes abrir un taller mecánico.

La apertura de un taller de mecánica es una idea de emprendimiento rentable que ya no se necesita contar con experiencia anterior este sector; sin embargo, saber sobre esta temática ayudará a comprender perfectamente cómo funciona el comercio, qué tipo de servicios se debe ofrecer, cuáles son las tarifas a manejar y con qué tipo de personal hay que contar.

Así que compartimos algunas recomendaciones y consejos a tener en cuenta para tener un taller competitivo:

1. Definir los servicios a brindar

Los servicios de un taller mecánico incluyen cambio de aceite y lubricantes, mecánica general, escape de gas, alineación y balanceo, sistema de frenos, regulado de motores, suspensión, sistemas de inyección, aire acondicionado, dirección hidráulica,  etc.

2. Elegir  al equipo

El número de trabajadores determinará los tipos de servicios que prestará el taller mecánico. En general, es clave contar con personas suficientes para atender el sector administrativo, a los clientes, para los arreglos mecánicos, para el balanceo, alineación y la parte eléctrica. Aquí, la capacitación constante es vital.

3. Definir la localización

Escoger la mejor ubicación es uno de los factores determinantes para el éxito de un taller mecánico. Hay que considerar cuestiones como público, condiciones del local,  población de los alrededores, competencia en la región, y vías de acceso. la claves es instalar el taller mecánico cerca de negocios afines al sector, como alquiler de autos usados, concesionarias, chapistas, etc.

4. Instalar la estructura

Un taller mecánico siempre necesitará de un garaje con espacio suficiente para atender a más de un auto y una oficina para recibir a los clientes. En términos de equipamiento es importante una rampa para el cambio de aceite, máquina de soldar, alineador de faroles, prensa hidráulica, equilibrador computarizado, calibrador de neumáticos, elevador para autos, máquina de limpieza, etc.

5. Organizar los procesos

Hay que saber que los procesos productivos de un taller mecánico son: evaluación y diagnóstico, atención al cliente, reparación del vehículo y administración del negocio. Una característica de un taller mecánico es que no exige la compra constante de materia prima por lo que hay que asegurarse de contar con un stock de insumos como lubricantes, aceites, piezas de reposición, etc.

6. Diferenciarse

La competencia entre este tipo de negocios, sobre todo en las grandes ciudades, es feroz. Por eso que muchos propietarios buscan diferenciarse por la especialización.

Por ejemplo, para darle valor al negocio se puede ser representante de una marca, ir a buscar el auto a la casa del cliente, realizar servicios de reparaciones, especializarse en autos de lujo y otros servicios semejantes.

Vía: destinonegocio.com