Cómo ganar dinero con tu pasatiempo

¿Qué tal si se pudiera trabajar a tiempo completo haciendo eso que se hace por entretenimiento? Suena genial, ¿Verdad?

Bueno, esto es ya una realidad al existir miles de personas que han convertido las actividades que hacen en su tiempo libre en negocios a tiempo completo bastante rentables. Pero, primero hay unas preguntas que responder y de cuyas respuestas dependerá si se puede hacerse. Lo primero, ¿Qué tan bueno eres en lo que haces?

Hornear pasteles de vez en cuando para la familia, no significa que sea un gran repostero, por ello es probable que, mientras sea solo un pasatiempo, la crítica sea un poco más benevolente. Sin embargo, si se piensa seriamente en convertir el pasatiempo en un negocio, hay exigencias de los consumidores que aumentarán en gran manera por lo que tiene que ofrecerse calidad.

Así que no interesa que tanto se disfrute hacer algo o qué tan bien se haga ese algo, si no existe un público dispuesto a pagar por tales servicios, por lo que el pasatiempo no podrá convertirse en un negocio. Hay que tener en cuenta que la gran diferencia entre el pasatiempo y el negocio es que el negocio no tolera errores, por lo que, a pesar de los beneficios económicos que pueda generar, existe un enorme trabajo que espera por delante.

En todo caso, si la decisión está tomada, hay que conocer los primeros pasos a dar:

1. Escribir un plan de negocios:

El plan de negocio es la declaración estructurada y formal de una idea de negocio a desarrollarse. Luego de terminado, el plan de negocio se convertirá en la hoja de ruta a seguir durante todo el periplo de viaje desde la concepción hasta la implementación y desarrollo de la idea.

2. Comenzar pequeño:

Hay que ser humilde al comenzar un negocio; en pequeño. De esa forma se minimiza el riesgo de inversión, se reduce el costo de las correcciones y modificaciones de procesos y se estudia el comportamiento del público ante el servicio sin comprometer la integridad de la idea. Y al hacerlo no significa que se vaya a perder la formalidad del negocio, ya que la idea debe estar estructurada de una manera que pueda ser escalable.

3. Construir una marca:

La marca es la experiencia integral que los usuarios se llevan del negocio, desde la manera en que se ven y se sienten al consumir el producto, hasta la utilidad que produce el producto mismo. Así que construir una marca y llegar al público correcto asegura poder contar con una audiencia fiel que consumirá, promoverá y defenderá eso que la marca representa.

4. Entrar en las redes:

Las redes sociales se han convertido en las herramientas de gran alcance que permiten alcanzar millones de personas con una inversión que va de cero a muy poco dinero, lo que para una marca en construcción se traduce como una verdadera bendición. A pesar de su viralidad, éstas deben ser usadas con criterios claros y bien estructurados, porque puede convertirse en una arma de doble filo: puede elevar negocios o destruirlos.

5. Ser persistente:

Otro ingrediente importante para que el pasatiempo pueda convertirse en una idea de negocio de éxito es la persona misma. Dependiendo que tan duro se trabaje, que tanto tiempo se dedique al negocio y del nivel de compromiso que se tenga con las metas, así serán los resultados a cosechar. Ser exitoso no es cuestión de suerte, es asunto de trabajo y persistencia, por eso se debe recordar que mientras más duro se trabaje más suerte se va a tener.

Fuente: villanuevaconsulting