Cómo impulsar tu negocio con el Pop Up Store

Para marcar la diferencia de tu negocio y captar el interés del público frente a la competencia, se necesita la originalidad y las experiencias impactantes.

Actualmente muchas empresas reconocidas mundialmente han creado estrategias que rompen con el esquema de la tienda tradicional, con el objetivo de posicionar la marca de una manera innovadora e impactante. Y esto lo brindan las Pop Up Stores. ¿Qué son exactamente?

Se trata de tiendas efímeras localizadas en lugares estratégicos donde las marcas se promocionan durante un tiempo determinado. Su objetivo es usar espacios singulares para presentar bienes físicos y servicios de una manera impactante, novedosa y sorpresiva.

Entonces, al ser la creatividad su principal recurso para despertar interés, es clave que tenga una temática bien definida que integre todos sus elementos. Además, debe contar con una adecuada promoción, para lo cual es clave identificar los canales de comunicación más efectivos para el target al que se dirigen (redes sociales, medios masivos, etc)

Esta tendencia es recomendable para poner a prueba una idea de negocio y ver qué piensa la gente, así como educarlos sobre los nuevos productos y sus características. Con una Pop Up Store se puede ver si el negocio funciona o no, para ir conociendo más los gustos de los clientes sin necesidad de una gran inversión.

Este espacio comercial-temporal puede usarse, por ejemplo, para una venta de muestras un día y hospedar una fiesta-evento privado la noche siguiente. Lo cierto es que este concepto se ha extendido al arte, la moda, la gastronomía, la cosmética y a otros ámbitos.

Ventajas y desventajas

Para Harry Reyes, docente de la carrera de Administración de la Universidad de Ciencias Aplicadas, UPC, una de las principales ventajas es la menor inversión que demanda este tipo de tiendas, ya que se fabrican con materiales más económicos que el mobiliario permanente.  Lo cierto es que si la idea es crear experiencias distintas de compra, el costo de producción para hacer algo realmente diferente hace elevar los costos.

Otra ventaja es el sentido de urgencia que causan la cercanía y la sorpresa en los consumidores, en vista que quieren comprar en el momento y sienten la necesidad de hacerlo para no quedarse sin el producto. Así que se puede abrir una Pop Up Store donde los clientes estén más cerca. Por ejemplo, en verano, se puede hacer una pop up en la playa.

En cuanto a las desventajas, una de ellas podría ser la dificultad para conseguir personal idóneo para trabajar por un período corto. «Y si la empresa cuenta con otros locales, la Pop Up Store podría restarles tráfico», señala Reyes.

También existe el riesgo de olvidar la marca al no tener un local permanente, por lo que para no perder tal recordación en los clientes, es importante estar siempre en las redes sociales, comunicando bien la imagen de la marca para mantenerse presente en sus mentes.

Para nuevos negocios

Cabe anotar que con una Pop Up Store se puede ver si el negocio funciona o no, así se va conociendo más los gustos de los clientes sin necesidad de una gran inversión.

Esta tendencia de venta se recomienda para poner a prueba una nueva idea de negocio y ver qué piensa la gente para así educarlos sobre los nuevos productos y sus características. De tal modo que se puede poner en práctica en cualquier rubro y en fechas claves, como la campaña escolar, Día de la Madre, Fiestas Patrias, Navidad, etc.

Vía: gestion.pe