Cómo llevar tu Pyme a Internet con éxito

El comercio electrónico tiene grandes ventajas; así que antes de iniciar  un negocio, toma en cuenta varios aspectos.

Actualmente, se calcula que el acceso a internet llega al 50% de la población peruana, siendo Lima donde su acceso es casi absoluto con los smarthphones que crecen exponencialmente.

Teniendo esto en cuenta damos a conocer las ventajas que se puede obtener al iniciar el negocio en el mundo digital:

1. La ola del comercio electrónico

Internet es una herramienta que muchas pequeñas y medianas empresas (Pymes) deben adoptarla especialmente en época de crisis, pues ayuda a la promoción y a conocer y mantenerse en contacto directo con los potenciales clientes. Entre las ventajas del comercio electrónico es que sirve igual para vender productos que para promocionar servicios. Además, vender en internet reduce los gastos, ofrece mayor comodidad a los clientes y abre la puerta a un mercado global para los productos y servicios.

2. ¿Mi Pyme sirve para Internet?

No todos los productos del negocio son aptos para el comercio electrónico. Hay que considerar que los artículos que suelen generar mayores ingresos son de consumo básicos (CDs, libros o videos); los productos de tecnología (computadoras y software); y los productos difíciles de encontrar o que tienen un mercado objetivo muy especializado (monedas muy raras, artículos de fabricación artesanal, productos gourmet o artículos de colección). Entonces, si un producto tiene buena venta a través de un catálogo o canales de venta directa, hay que promoverlo en Internet.

3. Determinar el uso de la web

Antes de montar el sitio, se debe determinar los objetivos y necesidades de los clientes. Es decir, el empresario debe definir si desea que la red sea su principal motor de ventas o un complemento de sus ingresos actuales. De esta manera, podrá diseñar un sitio web más funcional. También se recomienda tomarse el tiempo para diseñar un plan de negocios que no solamente incluya el inicio del negocio online, sino que contenga proyecciones financieras, costos y dudas.

4. ¿Qué información debe incluirse?

Toda la información debe ser clara y oportuna para los clientes. Por eso cuando se diseña el contenido del sitio web se debe considerar el tipo de información que requerirán los clientes antes de realizar la compra. Una opción es visitar algunos sitios de comercio electrónico, tanto los que se consideran buenos, como los que no son atrayentes, y buscar las características en común. También revisar los sitios de la competencia, al igual que los más exitosos que no tienen relación con el rubro del emprendedor.

5. La ubicación es clave

Tener un dominio propio permite controlar totalmente el negocio. Por eso que la ubicación de la tienda virtual tiene similar importancia que la de una física. Lo ideal es contar con un sitio independiente y no alquilar espacios donde se agrupan en una misma dirección electrónica varios vendedores, como si se tratara de un centro comercial virtual. A ello se agrega que al tener una página propia dará un mayor control sobre la operación, la seguridad y promoción del sitio.

A tomar en cuenta

De lo anteriormente expuesto hay que agregar que antes de lanzar el sitio web las Pymes no se deben pasar por alto estos puntos:

– Destinar a un encargado del proyecto de ventas en Internet.

– Revisar el inventario que se tiene y tomar fotografías de los artículos y agregar descripciones.

– Investigar precios estimados de paquetería para los artículos que se maneja.

– Definir las políticas de pago y entrega: depósito, cobro con tarjeta, entregar en el local, etc.

– Estudiar el sistema para aprovechar herramientas de publicación, mercadotecnia, etc., con el objetivo de convertirlo en un canal de venta de mediano y largo plazo.

Vía: dimensionempresarial.com