Cómo tu empresa debe adaptarse a la transformación digital de cara a los clientes

Ejecutivo de Advisory de KPMG Perú , asegura que las empresas deben contar con 3 herramientas si no quieren desaparecer en el futuro.

Las empresas deben tener muy en cuenta una de las premisas claves para no desaparecer en el futuro: tomarse muy en serio la transformación digital.

Ejemplo de este salto tecnológico lo tenemos con Uber; una empresa de transportes en el mundo que no tiene automóviles; con Alibaba, uno de los retailers más grandes que no cuenta con inventarios y con Airbnb, una empresa que provee alojamiento en todo el mundo sin tener propiedades.

Así que no es casualidad que estas compañías supieran adaptarse al futuro. Igualmente, aquellos que no vieron el futuro a tiempo, buscan ahora enmendar sus errores comprando ideas innovadoras para sus mercados, como es el caso de Walmart con Jet (US$ 3,000 millones, 2016), Unilever con Dollar Shave Club (US$ 1,000 millones, 2016) o UPS con Coyote (US$ 1,800 millones, 2015).

Claves para afrontar la transformación digital

Pero si aún una empresa no ha tomado la decisión de adpatarse tecnológicamente, ¿qué puede hacer para cerrar las brechas?

Sobre el tema, Mariano Zegarra, socio líder de Advisory de KPMG Perú, señala en una entrevista a Gestion.pe, que existen 4 pilares claves para afrontar el reto:

1. Transformar la experiencia del cliente.

2. Abrazar el cambio de mentalidad a lo digital.

3. Convertir el Big Data en insights para el negocio.

4. Convertirse en un disruptor digital.

Zegarra admite que se debe en todo momento recordar que, si bien es cierto la experiencia del cliente es importantísimo en todo tipo de negocio, debe considerar invertir en un buen planteamiento. Para eso hay que tomar en cuenta dos variables: la experiencia dada al cliente y la expectativa del cliente.

La idea es muy simple: el valor económico se pierde cuando la experiencia no cubre las expectativas y da como resultado en pérdida de ingresos y participación de mercado.

Por otra parte, se pierde de igual forma cuando la experiencia excede a la expectativa, lo que genera sobrecostos operativos. Por eso que la rentabilidad opera en función de la sobre o sub inversión en la experiencia del cliente.

4 ejes transversales

Así que para tener una estrategia integral, el emprendedor debe tener en consideración 4 ejes transversales para su negocio que consisten en una estrategia general, una estructura del negocio, las operaciones del mismo y la inclusión de la tecnología.

Por eso que para que una empresa no naufrague en el corto tiempo, tiene que ser liderada por sus directivos. Así que, para Zegarra, el cambio de paradigma debe comenzar por ellos para que se den ciertas siguientes claves:

– Ofrecer la visión pero siempre empoderando a otros.
– Ceder control pero siendo el arquitecto de las opciones.
– Ser disruptivo pero sosteniendo lo que funciona.
– Apoyarse en los datos pero confiando en la intuición.
– Ser escéptico pero tener una mente abierta.

Finalmente, los directorios deben contratar empleados con perfil digital que entiendan que quizá la inversión no genere retornos al corto plazo, que quizá se pierda dinero en el trayecto pero que al final se podrá conocer quiénes serán los clientes y hacia dónde hay que enfocarse.

Vía: gestion.pe