Qué sucede cuando el negocio de Car Wash llega a manos de una emprendedora peruana

Es la historia de una ex voleybolista y modelo que hoy cumplió el sueño de convertirse en una exitosa empresaria en un rubro exclusivo para varones.

Creer que los autos son un tema exclusivo de hombres es cosa del pasado. Hoy, cada vez hay más mujeres emprendedoras que se hacen cargo de oficios pensado para varones, por ejemplo, talleres de mecánica o de soldadura.

Hoy, vemos el caso de una ex voleibolista, modelo y hoy empresaria, Rocío Miranda, un ejemplo de mujer emprendedora que decidió incursionar en un rubro donde no es común ver a mujeres trabajando: el negocio de lavado de autos o Car Wash.

Sus inicios

Ella se inició como voleybolista desde muy pequeña, pero que a los 17 años empezó a trabajar como asistente de entrenador de vóley y luego como docente entrenadora en el club Aelu, Sporting Cristal y en Universitario de Deportes.

Hasta que decidió incursionar en el mundo del modelaje con gran éxito. Sin embargo, Rocío quería tener ingresos permanentes y se puso a analizar entre vender ropa deportiva, tener su propia academia o un reto más difícil.

Así que luego de reflexionar, en el 2013, decidió incursionar en el negocio de lavado de autos lanzando su marca Maxi Carwash el cual se ha vuelto el centro de lavado de autos preferido de Lima, ubicado en el distrito de Breña.

Claves del éxito

Aunque muchos, seguramente, vean difícil que este tipo de emprendimiento sea liderado con éxito por una mujer, Miranda ha sabido cómo sacar adelante su negocio, hoy ya casada y con un hijo de 8 meses de edad.

Su habilidad no ha sido gracias a las canchas de vóley, pasarelas o posando frente a una cámara, sino también a la promoción de su negocio a través de las redes sociales, como en Facebook, donde tiene más de un millón de seguidores.

La bella ex modelo señala que la idea de negocio se originó por el pedido del servicio de lavado de vehículos de los clientes de Maxicar, que es una empresa de seguros para vehículos, y donde opera actualmente su negocio de lavado de autos.

Así que vió su gran oportunidad de negocio al darse cuenta que la mayoría de este tipo de negocios no brindaban buen servicio. Por eso, decidió emprender en este rubro para así dar un servicio de calidad. Entonces, como hábil emprendedora, Rocía utiliza las redes sociales para promocionar su negocio a través de su imagen.

Por ejemplo, Maxi Carwash cuenta con un fan page propio y es allí donde la ex modelo muestra cómo llevan a cabo el servicio de lavado de autos, así como los productos que usan. En este sentido, para darle un valor agregado al servicio, la joven emprendedora invirtió dinero en la adquisición en productos biodegradables ecológicos para no usar agua en su lavadero de autos.

Y entre las claves del éxito de su empresa, Rocío señala que se debe dar el mejor servicio personalizado, que sea de calidad, tener un buen ambiente laboral, conocer el rubro y tener fe, esforzarse al máximo y nunca abandonar sus sueños.

Vía: plusempresarial.com