¿Una guerra comercial entre China y Estados Unidos afectaría al Perú?

Dentro de poco tiempo, comprar tus jeans favoritos o cambiar tu viejo smartphone podría costarte mucho más caro.

Todos los ojos del mundo están puestos sobre Estados Unidos y China que están desencadenando una guerra comercial a golpe de aranceles y cuotas de importaciones.

Hace poco, un representante comercial del país estadounidense confirmó que el presidente Donald Trump impondrá los aranceles adicionales del 25% a bienes chinos por US$34.000 millones. Esta primera ronda es parte de un total de tributos por US$50.000 millones que se buscará cobrar a las importaciones chinas.

Una segunda ronda haría lo mismo por un monto adicional de US$16.000 millones en aranceles que todavía se encuentra bajo evaluación. Cabe anotar que tales  impuestos del 25% a una lista de productos chinos entre los cuales hay componentes tecnológicos -empleados en la fabricación de electrodomésticos más comunes- y productos de plástico.

Por su lado, el país asiático responderá con un aumento de los impuestos a la importación de Estados Unidos de productos agrícolas, carros y carbón.

Qué es una guerra comercial

Una guerra comercial comienza cuando un país toma acciones para restringir la entrada de uno o varios productos de importación de otra nación o de un grupo de naciones determinado.

En estos enfrentamientos se disparan con aranceles y se bombardea con cuotas de importaciones. Trump aseguró en un inicio que se trataba de una medida que obedecía a razones de seguridad nacional y que la industria asociada a esos metales había sufrido durante los gobiernos anteriores por las «injustas» políticas de importación existentes.

¿Afectará al Perú?

Entonces, ¿cuáles son sus consecuencias ? El resultado más directo es el aumento de los precios: los consumidores tendrán que pagar más por el mismo producto.

Sobre el tema, Juan Carlos Mathews, director general de la Escuela de Postgrado de USIL y vicepresidente del WTC Perú, comentó en una entrevista a elcomercio.pe, que ante el impacto de una guerra comercial, el Perú tiene la ventaja de poseer una estructura de comercio «mucho más diversificada que la mayoría de países de diversas partes del mundo», por lo cual las tensiones no tendrían un impacto muy significativo en el comercio exterior del país.

Mathews agrega que los negocios exportadores hacia ambas economías, el impacto será mucho mayor si se retrae la economía en Estados Unidos y China, pues ambos países demandarán menos sus productos. Pero opinó que la diversificación comercial permitirá que el golpe sea menos duro sobre la economía.

Por su parte, Rafael Zacnich, jefe de Estudios Económicos de ComexPerú, señala que el impacto que pueda tener la guerra comercial en el Perú dependerá, sobre todo, de cómo golpeen las medidas arancelarias a la economía china y estadounidense; y solo se vería esto a mediano o largo plazo.

Hay que tener en cuenta que durante el 2017, China fue el país del mundo al que más crecieron las exportaciones de Latinoamérica, con un alza interanual del 23 % en valor (frente al 17 % al resto de países asiáticos). Así que Brasil, México, Chile, Perú y Argentina continuaron como principales socios comerciales de China en la región, con más del 70 % del volumen comercial total.

Vía: elcomercio.pe/bbc.com