Las 5 razones para elegir trabajar en una «startup»

En nuestro país, el acelerado surgimiento de las startups o empresas emergentes han transformado la manera en que muchas personas conciben su desarrollo profesional.

Una startup es una empresa de mediano a pequeño tamaño, normalmente relacionada al sector tecnológico que parte de una idea de negocio innovador, diseñado para satisfacer una necesidad muy específica o especializada para convertirla en un rentable negocio en el futuro.

No es de extrañar que los modernos profesionales encuentren en estos jóvenes emprendimientos, el entorno laboral que les ofrece todo aquello que los motiva de un empleo. Así que a continuación, te ofrecemos una lista con las cinco principales ventajas que otorga el trabajar en una startup.

1. Mayor margen para crear

En un nuevo emprendimiento, por lo general todo se hace sobre la marcha, y esto le ofrece al colaborador la oportunidad de participar, desde cero, en el diseño y la construcción de los diversos procesos y flujos de trabajo propios de cada tarea, permitiéndole ganar confianza y mayor empoderamiento dentro de la empresa.

2. Escucha activa

Una «startup» es el lugar ideal para quienes buscan tener una voz en su lugar de trabajo. Al tratarse de una empresa en constante proceso de exploración requiere de colaboradores que siempre esten innovando en mejores maneras de hacer las cosas y no tengan temor en expresar sus ideas, las mismas que no sólo serán escuchadas por los jefes, sino que muchas veces se pondrán en práctica rápidamente de manera experimental, para luego medir los resultados.

3. Más autonomía

Hay que recordar que una «startup» casi nunca se tiene una definición formal de las responsabilidades, labores y jerarquía de cada puesto de trabajo; así como tampoco de los procedimientos para realizar cada tarea. De tal modo que los colaboradores de poca experiencia laboral no solamente podrán liderar proyectos que por lo general se encargan a profesionales de mayor trayectoria, sino que tendrán mucho mayor libertad para tomar decisiones sobre cómo hacer las cosas.

4. Vasta experiencia en tiempo récord

Los nuevos emprendimientos siempre inician con el personal mínimo para echar andar el negocio lo que implica que muchas veces se deba participar en diversas funciones diferentes a las de cada perfil, con tal de sacar un proyecto adelante. Así al involucrarse en todas las etapas de un proyecto es muy beneficioso para todo colaborador, porque le permite ganar una mayor experiencia y adquirir nuevos conocimientos muy valiosos en su desarrollo profesional.

5. Gran salario emocional

A nivel de clima laboral, un joven emprendimiento por lo general tendrá un número muy reducido de colaboradores, lo que hará que en la oficina exista un ambiente más familiar entre colegas que se ayudan entre sí. Pero, el mayor sueldo emocional que ofrece una «startup» es aquella sensación de participar en la creación de procesos que luego serán implementados en adelante en la empresa en la que se trabaja.

Vía: andina.pe