¿Qué tipos de negocios podrías empezar si tienes 50 años? |

Son algunas opciones para quienes buscan emprender de la mano de su experiencia profesional y conocimientos técnicos.

Para las personas que han llegado o están por llegar a los 50 años, generalmente o, bien hayan pasado por diferentes experiencias laborales en distintos campos, o bien se han especializado en una sola área.

Así que estos casos les permite que puedan trasladar esta experiencia centrada a un negocio propio. No obstante, las oportunidades de negocio que se tienen son muy variadas y por ello ofrecemos esta lista de las opciones más destacadas para quienes que ya pintan canas.

1. Mantenimiento para casas y negocios

La idea es fundar una empresa de mantenimiento que incluya servicios de carpintería, pintura, reparación, plomería y cerrajería para particulares o para la industria. También el negocio debe responder a llamadas de emergencia, programadas o citas para todo el día.

2. Vinoteca en línea y con servicio a domicilio

Es para crear una tienda virtual de vinos nacionales e importados y establecer una red de entregas a domicilio. Adicionalmente, se puede ofrecer a los clientes información sobre vinos, su origen, tipos, procesos, maridaje y cursos de cata, todo a un clic de distancia.

3. Vending de libros

Hay que buscar a proveedores con títulos de bajo costo (en tamaño de bolsillo) e integrar un catálogo con libros de diferentes clasificaciones, desde novelas hasta temáticas de autoayuda. Se deben que ubicar las máquinas en lugares concurridos donde la gente pase mucho tiempo: estaciones de metro, hospitales, bancos, hoteles, etc.

4. Cursos de manualidades

Si se tiene talento artístico, entonces se debe enseñar a otras personas ya sea pintura de cerámica, tejido, bordado, modelado, figuras de fondant, chocolate, pasta francesa, etc. Aquí se cobra por sesión o conseguir proveedores que brinden material a concesión para que los clientes lo compren a cambio de una clase gratis.

5. Clases de etiqueta

Se pueden programar clases a domicilio o en la propia casa en las que se enseñe a las personas sobre etiqueta y protocolo (social, ejecutivo y diplomático), además de tips de imagen.

6. Club nutricional

La idea es convertirse en distribuidor de suplementos alimenticios y abrir un “desayunador” en la casa. Es decir, un espacio acondicionado como comedor en el que diariamente se alimente a los clientes con la propia oferta.

7. Venta de productos de decoración

Espejos, velas, portarretratos, muebles y hasta imágenes religiosas pueden integrar esta oferta, sin olvidarse de los artículos de temporada ( Fiestas Patrias, San Valentín, Día del Padre, Navidad, etc).

Finalmente, hay que recordar que tener madurez puede ser una ventaja a la hora de poner un negocio.

Vía: Entrepreneur