¿Sabes cuánto cuesta el Mundial de Rusia 2018?

Este 14 de junio se inaugura la competencia deportiva más grande del planeta que no solamente muestra lo mejor del fútbol, sino de lo que increíblemente se puede gastar en su organización.

El Mundial de Rusia 2018, como toda gran competencia deportiva, reúne significativas cantidades de dinero. Lo cierto es que el gobierno ruso no escamitó esfuerzos para traspasar todos los límites por lo que la Copa del Mundo para este año, es el más caro de la historia.

Y es que su presupuesto oscila alrededor de los 14 mil millones de dólares, lo que significa cerca del 1% del PBI ruso en el último lustro y, de cuyo monto total, más del 50% es asumido por el gobierno del país.

Premios millonarios

Otro dato a considerar es que la repartición de dinero será de 791 millones de dólares, que es la cifra más elevada en las 21 ediciones de Copas del Mundo. La suma duplica la inversión del Mundial de Sudáfrica 2010 (420 millones de dólares) y asciende un 40% por encima de la dotación económica del Mundial de Brasil 2014 (576 millones de dólares).

Pero eso no es todo. La selección que consiga levantar la copa recibirá 38 millones de dólares, el subcampeón tendrá que conformarse con 28 millones de dólares, mientras que el tercero y cuarto clasificados obtendrán 24 y 22 millones de dólares, respectivamente.

Y con relación a las selecciones participantes al Mundial Rusia 2018, cada una ya recibió 1,5 millones de dólares para cubrir sus gastos de los preparativos. Y se calcula que existe un fondo de 400 millones de dólares destinado a las 32 selecciones.

Pero esta Copa del Mundo no siempre apuntó a estas desorbitadas cifras, pues la devaluación de su moneda nacional derivó hace dos años en un importante recorte del 10% por parte del Ministerio de Deporte.

Una medida afectó principalmente a hoteles y diferentes establecimientos, pero finalmente el presupuesto ha aumentado hasta convertirse el más elevado en la historia de una Copa del Mundo: repetimos…..US$ 14,000 millones.

¿Elefantes blancos?

Cabe anotar que la mitad de los estadios que hospeda el Mundial de Rusia 2018 fueron construidos especialmente para este evento. Algunas de esas edificaciones presentaron irregularidades en la aprobación de los proyectos y donde el temor es que suceda lo que pasó en algunos escenarios de Brasil, hoy sin uso.

Por ejemplo, el Arena Amazonia de la ciudad de Manaos costó 300 millones de dólares y no hay acontecimientos deportivos que justifiquen los costos de su mantención. O el caso del Estadio Nacional de Brasilia, más de 500 millones de dólares en su construcción, y que terminó siendo utilizado como estacionamiento para autos.

Así que en Rusia dudan de la rentabilidad de las obras, y temen que la historia se repita y que los estadios que albergarán la fiesta mundialista se terminen convirtiendo en «elefantes blancos»; edificios vacíos, decadentes, nostálgicos.

Vía: 20minutos.es/infobae.com