Cómo aumentar las ventas de la tienda online con fotos y videos

Sons elementos claves que aportarán valor al comercio electrónico con respecto a la competencia. Aquí te decimos cómo hacerlo.

No hay nada más frustrante que ver las características de un producto online a través de una imagen borrosa o diminuta. Y es que los clientes que compran en internet quieren ver los productos de cerca y desde varias perspectivas.

Entonces, si la tienda online no ofrece esta calidad de visualización mientras compran, abandonarán el sitio web y se irán a la competencia. Por tanto, una buena calidad de foto y video a la hora de mostrar los productos, será el paso decisivo para que completen la transacción.

Además, con ello, aumentan las posibilidades de venta y hacen la experiencia del e-commerce mucho más agradable. Así que ofrecemos los siguientes consejos  que ayudarán a conseguir elevar las ventas de e-commerce:

1. Incorporar video se traduce en grandes ingresos

No hay mejor recurso que el video para posibilitar y demostrar a los clientes una foto lo más real posible del producto. Más, si necesitan de un determinado funcionamiento o instalación, como es el caso de la tecnología o electrodomésticos. La realidad del video también lógicamente reducirá el índice de quejas o devoluciones.

2. Las fotos son una opción ideal en moda

¿Sabías que el gigante del comercio electrónico Amazon cuenta con un edificio en Brooklyn destinado exclusivamente a fotografiar y crear video para sus productos de moda? Por tanto, se puede equiparar la imagen y video a elementos tan importantes o más que las propias ventas online.

Hay tiendas que cuentan con su propio estudio dentro de la misma oficina por lo que el efecto es tan real, tan rápido y cómodo, que funciona. Se recomienda entonces contratar a fotógrafos.

3. El 360º y la realidad virtual

Nada mejor que representar los productos de la tienda online en modo 360º. Esto permite que los usuarios puedan visualizar al completo todas y cada una de las perspectivas del producto, analizando con detalle lo que van a comprar.

La verdadera ventaja de la experiencia es que el cliente es quien controla los detalles más allá de la imagen estática, generando una sensación de confianza y transparencia durante todo proceso de venta en la tienda online.

4. Apostar por lo diferente

Este punto complementa a los anteriores beneficios, pues, además de mostrar una misma línea visual con los productos, se recomienda apostar por unas fotos de producto diferentes a las que haga la competencia más directa para diferenciarse de ellos y crear un estilo propio que quede en el recuerdo de los clientes y que ayuden a reforzar la imagen de marca.

Vía: tooltyp.com