Cómo convertirse en Asistente Virtual y ganar dinero desde casa

Este tipo de empleo que ha surgido gracias a Internet y cada vez hay más demanda de asistentes virtuales.

Encontrar un trabajo como autónomo en la red es algo cada vez más frecuente y más fácil de lo que uno se imagina. La razón por la que mucha gente no lo consigue es porque carecen del conocimiento para encontrar las oportunidades y la preparación para hacerlo.

Hoy, ante la necesidad de independencia hace que los teletrabajos sean cada día más atractivos para los profesionales autónomos ya que las pequeñas y medianas empresas buscan constantemente cómo minimizar sus costos reduciendo su planilla de personal.

En ese sentido, la función de Asistente Virtual se ha convertido prácticamente en una industria que adquiere cada vez más demanda y más valor día con día. Las mejores asistentes pueden llegar a ser muy bien pagadas porque pueden de hecho atender varias empresas al mismo tiempo y su éxito depende de la eficiencia y de la calidad del trabajo que desempeñan.

Sin embargo, los empleos como asistentes virtuales requieren que se disponga de al menos algunas horas libres al día para poder atender los requerimientos y contar con una buena conexión a Internet.

Así que trabajar como Asistente Virtual se convierte en un modelo de emprendimiento interesante para ganar dinero por las siguientes 3 razones:

  1. Es un emprendimiento que se puede operar desde la casa.
  2. Se puede desarrollarlo a tiempo parcial.
  3. Requiere una inversión de recursos con los que ya se cuenta.

¿En que consiste el concepto de Asistente Virtual?

Básicamente se refiere a una persona que trabaja como contratista independiente y que realiza funciones secretariales, administrativas y técnicas. Este empleo se distingue por sus habilidades de organización y facilidad para estructurar y comunicar la información.

Su modalidad de trabajo consiste en que presta servicios de manera virtual e independiente pero no se encuentra laborando físicamente en el sitio de la empresa, sino que realiza tareas puntuales y específicas a distancia desde su casa reportando a un contacto en la organización.

¿Que tareas ejecuta una Asistente Virtual?

Las funciones regulares que puede ofrecer una secretaria virtual y que no requieren su presencia en oficina tienen que ver con su campo de especialización y son entre otras:

  • Gestión administrativa
  • Encuestas a clientes
  • Atención de reclamos
  • Redactar documentos
  • Pagos de servicios
  • Control de agenda
  • Archivo de documentos
  • Alimentación de inventarios para comercio electrónico
  • Telemarketing
  • Gestión de redes sociales
  • Enviar y contestar correos electrónicos
  • Organización de eventos
  • Envío y recepción de correspondencia
  • Traducciones (si se habla otro idioma)

¿Qué recursos se necesitan para brindar el servicio de Asistencia Virtual?

Cualquier persona que tenga conocimientos básicos administrativos, secretariales o si se capacita profesionalmente, puede desempeñarse como tal. Hablar inglés siempre es una ventaja competitiva pero no necesariamente una limitación pues no todas las empresas requieren que se hable un segundo idioma.

Adicionalmente para poder funcionar eficientemente necesitarás el siguiente equipo:

  • Laptop e impresora
  • Acceso a Internet
  • Escritorio y artículos de oficina básicos

¿Cuánto cobra una Secretaria Virtual?

Como todo trabajador independiente, los pagos se pueden cotizar por hora o por tarea desempeñada. Si es por hora, la tarifa suele variar en función del número de horas contratadas así como el tipo de empresa y funciones solicitadas. El promedio sin embargo redondea entre 5 y 15 dólares la hora.

Si es por trato, se debe negociar un precio por el trabajo terminado. Por ejemplo un diseño web o alimentar un inventario de productos puede estimarse en función del tiempo que te tomará y dar un precio general.

Vía: 1000ideasdenegocios.com