Cómo debes poner el precio de tu producto o servicio

Si los precios no son los correctos, el negocio corre el riesgo de quebrar. Aprende aquí las claves para tener éxito en el negocio.

A todo emprendedor le llegará siempre tomar una de las decisiones más importantes en su negocio: determinar el precio del producto o servicio que va a ofrecer al público.

¿Por qué? Porque si se fija un precio de venta de un servicio demasiado bajo será complicado para obtener rentabilidad y, por el contrario, con un precio demasiado alto se corre el riesgo de ahuyentar a los potenciales clientes. Entonces, ¿cómo se puede fijar el precio de venta más adecuado en cada ocasión?

Al respecto, el Consultorio Financiero de Mibanco ofrece cuatro claves para poder determinar correctamente el precio de un producto o servicio.

1. Costos y margen de ganancia

Hay que considerar que el precio de un producto debe cubrir los costos de la materia prima, insumos, la tecnología, mano de obra, arbitrios, la maquinaria o equipo que se emplea, el alquiler de local, sueldos, entre otros factores usados en su elaboración. Hay que recordar que la diferencia entre lo que paga el consumidor final y lo que costó el producto, representa el margen de ganancia.

2. El segmento de mercado al que se dirige

El producto o servicio debe tener un precio acorde a la capacidad adquisitiva de los clientes del nivel socioeconómico al que va enfocado. De lo contrario se podría tener un excelente artículo pero cuyo precio no está al alcance de los consumidores.

3. Estudiar a la competencia

Otra regla clave es realizar un buen estudio de mercado de la competencia para determinar si los precios sugeridos del producto o servicio están por encima o debajo de lo que está ofertando los competidores.

4. Determinar el posicionamiento

También el emprendedor tiene que saber determinar cuál es la valoración que dan los consumidores al producto o servicio que se ofrece. Si la gente valora el servicio que brinda el negocio, o los productos que ofrece, entonces estarían dispuestos a pagar lo que se pide.

Vía: gestion.pe