Estos son los hábitos personales que arruinarán tu negocio

Mayormente nadie lo toma en cuenta, pero nuestra vida laboral está enlazada completamente a lo personal.

Muchas veces es simple actuar como si realmente se pudiera separar una cosa de la otra, pero lo cierto es que los resultados de la vida personal y de la laboral afectan por completo.

Por eso si se está teniendo problemas con los negocios, tal vez convenga echar una revisión a las conductas personales por lo que ofrecemos una lista de aquellos hábitos que tomar en cuenta para no llevar el emprendimiento al fracaso.

1. Falta de descanso

Si la persona no duerme lo suficiente, le va a tomar el doble de tiempo a ejecutar sus proyectos. Y es que una mente cansada es lenta, así que debe tomarse el tiempo necesario para poder recargar energías. El estar ocupado no significa necesariamente que la persona sea más productivo o eficiente. Por eso se debe llevar el negocio a otro nivel tomando el merecido descanso.

2. Malas finanzas personales

La falta de control de las finanzas puede llevar al suelo el negocio y la paz mental. Hay que ser sinceros; el hecho de estar preocupado por el dinero no va a sacar lo máximo de la persona. Por eso que «expandir” los gastos personales generará un impacto hasta en la empresa, así que se debe tomar el control de las finanzas para ver cómo el negocio prosperará.

3. Relaciones personales

Si se tienen problemas en cuanto a la relación con otras personas es una causa para cerrar muchas puertas. Se crea o no, los propios inconvenientes con las personas absorben gran parte de la propia energía lo que imposibilita que el emprendedor tenga una buena concentración a la hora de estar a cargo de la empresa. Así que debe tomarse el tiempo necesario para reparar sus relaciones y arreglar el negocio mejorando su vida personal.

4. Falta de ejercicio

Si la persona no se ejercita reduce sus habilidades físicas y mentales. Además, la confianza también mejora al momento de brindar el tiempo necesario al ejercicio. Esta situación puede resultar intimidante al comienzo, pero se debe comenzar poco a poco, ser consistente y se notará la diferencia.

5. Lucha con los límites

Si existe una falta de reconocimiento de la preocupación y la responsabilidad puede causar que los emprendedores se frustren. Y es que cuando los límites no están establecidos correctamente, sentirán que el mundo se les cae encima dejándoles “atado” sin poder ser productivo.

Por eso se deben eliminar los bloques mentales enfocándose en las responsabilidades y dejar las preocupaciones a los responsables de las mismas, a la vez que liberar la mente y el negocio. Y aunque el dominio de estos hábitos no se hará de la noche a la mañana, se podrán ver mejoras de inmediato.

Vía: Entrepreneur.com