Funciones y responsabilidades de un Administrador de Condominios

Conoce un poco más de las responsabilidades del encargado del resguardo del cumplimiento de las normas de todo conjunto habitacional.

Quienes viven en un condominio saben que tienen muchos beneficios, como pueden ser las áreas y servicios comunes que disponer, elevadores, la seguridad,  áreas de esparcimiento, entre muchas otras ventajas.

Pero, para que todo ello funciones, es necesario que alguien se ocupe de administrar los edificios que integran el conjunto habitacional, además de supervisar los acuerdos adoptados por los condominios. Se trata del Administrador quien es designado por la Junta de Propietarios para que cumpla su función.

En cuanto a las funciones básicas del Administrador de Condominios, se pueden resumir en cuatro premisas:

1. Custodia de los bienes y servicios.

2. Gestión de los gastos comunes.

3. Fiscalizar el cumplimento del reglamento interno.

4. Ser delegado de la Junta de Propietarios.

A esto hay que agregar otras funciones claves que todo Administrador debe cumplir:

– Velar por el adecuado manejo de los bienes y servicios comunes, su mantenimiento, limpieza, y preservación.

– Cobrar las cuotas de los gastos comunes.

– Cuidar que los pagos de los servicios comunes estén al día.

– Llevar las cuentas de la administración y de los libros contables cuando estos sean exigibles por ley.

– Realizar, previo aviso, visitas periódicas a las secciones de propiedad exclusiva, con el objeto de verificar que no se realicen acciones contrarias a las establecidas en el Reglamento Interno o que afecten los servicios comunes.

– Elaborar y proponer el presupuesto anual de ingresos y gastos ante la Junta de Propietarios, para su aprobación.

– Llevar los libros de actas al día, asumiendo las funciones de Secretario de la Junta.

– Cumplir y hacer cumplir los acuerdos de la Junta de Propietarios y ejercer todas las funciones que la Junta o el Reglamento Interno le asignen.

– Las demás normas que establezca el Reglamento Interno.

Vía: bienesraicess.com