7 consejos antes de firmar una hipoteca

Ser propietario de una casa es un paso importante que dar con tota la seguridad, sobre todo, si para ser dueño del inmueble se necesita una hipoteca. Por eso es que se debe tener en cuenta algunas recomendaciones antes de firmar un préstamo para comprar una vivienda.

Y es que la firma de hipoteca de un inmueble son muy comunes por lo que una mala decisión podría mantener atado a tasas impagables o plazos muy largos y tediosos.

Por eso que al momento de realizar la compra de la vivienda a través de esta modalidad hay que considerar los siguientes puntos:

1. Condiciones

Hay que averiguar las condiciones que ofrecen los bancos, además de los avales que exigen y las facilidades de pago, entre otros aspectos. Se puede armar una lista de los pros y contras de lo que cada entidad financiera pone a disposición.

2. Duración

Se debe intentar que la duración del préstamo no sea de largo plazo y  excesiva, ya que aunque parezcan tentadoras las cuotas bajas en un tiempo prolongado, el presupuesto familiar varía y los intereses son mayores.

3. Negociaciones

Aunque el banco es quien decide las condiciones para la firma de la hipoteca, se puede realizar negociaciones con la entidad financiera en los términos en que se plantea.

4. Cláusulas

Antes de firmar la hipoteca se debe analizar el documento a profundidad y repasar las letras pequeñas si es necesario con ayuda de un abogado o experto inmobiliario. Y se debe prestar mucha atención a las cláusulas que son abusivas.

[su_box title=»Artículo Relacionado» box_color=»#000000″]Cómo negociar con el banco cuando no se puede pagar la hipoteca[/su_box]

5. Cuotas

También se deben vigilar las cuotas y condicionantes que se puede hacer variar el importe mensual, como: el diferencial, el tipo de interés base, las cláusulas de otro tipo, atenuantes, etc.

6. Incumplimientos

Hay que evitar incumplir los pagos, ya que esto podría acumular intereses y la hipoteca puede prolongarse.

7. Colchón de ahorro

Se debe considerar tener un 10% ahorrado del total de la vivienda que sirva como un colchón de ahorros ante posibles imprevistos en la economía familiar.