4 juegos de mesa que te enseñan finanzas personales

Increíblemente ayudan a comprender las finanzas de manera entretenida. Te presentamos algunas de las más efectivas y conocidas.

Cada día se toman tomamos decisiones financieras de todo tipo así como para administrar el presupuesto personal o familiar. Por ello, tener conocimientos básicos sobre finanzas es importante.

En este sentido, los juegos de mesa son una opción que facilita su aprendizaje de manera entretenida y donde la idea es que los participantes extraigan lecciones financieras mientras se divierten.

Así que con estos juegos se puede aprender a gestionar los ingresos, acumular dinero a través del ahorro y hasta permiten experimentar endeudamientos considerando aspectos como los intereses y el costo.

1. Cash Flow

Se le considera uno de los juegos más complejos, pero también la de mayor enseñanza donde se aprenderá el uso de herramientas financieras como el flujo de caja y estado de resultados. Fue creado en 1996 por  Robert Kiyosaki, autor del libro «Padre Rico Padre Pobre». El objetivo del juego es salir de la Pista de las Ratas (círculo interno del tablero que representa la experiencia de vida de la mayoría de las personas y familias) para entrar en la Pista Rápida (la pista externa del tablero, que en la vida real es el entorno donde se mueven los ricos). De tal modo que el jugador debe gestionar ingresos y gastos de manera que al final del juego pueda cumplir el sueño que haya elegido antes de comenzar a jugar.

2. Ethica

Se trata de un juego para el consumo inteligente y de comportamientos financieros social y ambientalmente responsables. Además, ayuda a entender cómo el dinero puede ser una herramienta para el desarrollo sostenible en el mundo de los negocios. En suma, es un juego de mesa para explorar el impacto social y ambiental de las actividades bancarias, las inversiones y los negocios, y para aprender a tomar decisiones más responsables para la gestión del dinero.

3. Pánico en Wall Street

Es un juego de grupo (entre 3 y 11 jugadores) que consiste en el intercambio de acciones entre empresarios e inversionistas en cinco fases. La tirada del dado rojo decidirá qué jugadores son empresarios y cuáles inversionistas. Así que gana el empresario y el inversionista que más dinero tenga al final de la partida, por lo que pretende ser un juego de mesa real como la vida misma donde empresarios e inversionistas intentan ganar el máximo dinero posible en el mercado.

4. Monopoly

Este famoso juego de mesa consiste en dar vueltas alrededor del tablero comprando propiedades, construyendo casas y hoteles, adquirir alguna que otra empresa y enfocarse en convertirse en estratega que adquieran las mejores propiedades para quedarse con todo el dinero de la competencia.

Si bien en Monopoly la suerte, los dados y las tarjetas influyen mucho en el juego, no deja de ser un juego estratégico donde se debe aprender a seleccionar las mejores propiedades, a endeudarse e hipotecar las propiedades cuando haga falta y hasta inclusive a negociar con otros jugadores.

Vía: elcomercio.pe