4 problemas de dinero que no existían hace 50 años, pero que hoy se sabe cómo resolverlos

De muchas formas, el mundo es un lugar mejor en comparación de lo que era hace 50 años, pero también es mucho más complicado cuando se trata de finanzas personales.

Hoy, son muchas las herramientas financieras que se tiene a la mano que son sumamente útiles, pero también puede darnos un dolor de cabeza si se toman malas decisiones.

Incluso tomar decisiones financieras sólidas no nos salva de todos los problemas que nos afectan hoy en día y que, seguramente, hace 50 años, la vida podría haber sido menos estresante si de vida financiera se trata.

1. Deuda con tarjetas de crédito

Aunque las tarjetas de crédito especiales, como de Diners Club, surgieron en el mercado el siglo pasado, las tarjetas de crédito de uso general son una adición mucho más reciente para la vida financiera. Si la persona está atascado una gran deuda en tarjeta de crédito, hay que cortar temporalmente los gastos no esenciales puede ayudar mucho, porque cuanto más rápido se pague esa deuda, menos intereses se tendrá que pagar.

2. Ahorrar para el retiro

Antes, todos los empleados trabajaban para la misma empresa durante toda su vida laboral, se jubilaban y se retiraban con una jugosa pensión. Hoy, sólo el 32% de los retirados tienen algún tipo de pensión, y esa cifra tiende a caer a medida que las pensiones de los empleadores siguen desapareciendo. Por eso se recomienda a ahorrar lo más pronto posible para el retiro.

3. Robo de identidad

Con el aumento de las tarjetas de crédito significó que los ciberdelincuentes podrían simplemente hackear computadoras e internet para obtener un acceso sin precedente a información financiera sensible. Solo en 2016, 15,4 millones de estadounidenses fueron víctimas de robo de identidad. Así que el primer paso para prevenir el robo de identidad es hacerles más difícil a las personas que puedan acceder a la información financiera si se siguen ciertos consejos para prevenir el robo de identidad.

4. Costos de salud ridículamente caros

La industria de los servicios de salud ha hecho grandes avances científicos en los últimos 50 años, pero todo ese trabajo está saliendo muy caro. En 1967, los estadounidenses gastaron 43,500 millones de dólares en gastos de servicios de salud. En el 2016, el gasto fue de 3,400 billones de dólares; un incremento que es mucho más grande que la sola inflación pueda explicar.

La seguridad social es una necesidad financiera en estos días. Prácticamente nadie puede pagar costos tan altos de atención médica sin ayuda. Sin embargo, existe una oferta de productos tanto por el lado público como privado. En el primer grupo están los contratos ofrecidos por el Seguro Integral de Salud (SIS), dirigidos a los trabajadores independientes de un sector de la población; además, de la cobertura brindada por Essalud. En el ámbito privado están las pólizas de asistencia médica ofrecidas por la aseguradoras y los programas prepagados de las clínicas privadas.

Vía: cnnespanol.cnn.com