Cómo acceder a los créditos grupales

Son préstamos que se ofrecen a grupos de personas de una misma comunidad donde cada uno de sus miembros se comprometen a realizar el pago en conjunto de manera puntual.

El emprendimiento se ha convertido en la vía de lograr llegar al éxito financiero de muchos peruanos y peruanas, sin embargo, una gran mayoría afrontan un serio problema: tener dinero para poner en marcha sus ideas de negocio.

Sobre el tema, Ralph Guerra, gerente general de Compartamos Financiera, señala que básicamente los emprendedores en el Perú se dedican a abrir negocios en sectores de comercio, producción o servicios.

En este sentido, la financiera cuenta con dos tipos de créditos: el crédito individual, que se otorga a cada cliente o microempresario, y el otro es el crédito grupal, dirigido a un grupo de emprendedores que se juntan para fortalecer su emprendimiento o iniciar uno.

En cuanto a montos de dinero, si ellos optan por el crédito individual piden alrededor de S/ 8,500 a S/ 8,800 para financiar sus negocios, mientras que en el caso del crédito grupal, el crédito promedio está en el orden de casi S/ 880 a S/ 900 por persona.

En cuanto a la competencia con bancos o cajas municipales por financiar a los emprendedores peruanos, Guerra señala que las financieras tienen una ventaja al contar con una asesoría al cliente al momento de gestionar el crédito adecuado para sus necesidades.

«En términos de producto, este crédito grupal no es muy común en el sistema de microfinanzas peruano y obviamente se concentra en un segmento de la población que no ha tenido la oportunidad de poder recibir un crédito», añade en una entrevista a Gestion.pe.

Modelo asiático

Los créditos grupales es un producto extraído de modelos asiáticos dirigido a microempresarios y negocios de pequeña escala, pero de alto margen y rotación que podrán apalancarse en este producto hasta duplicar sus ventas.

Sobre el tema, Fernando Álvarez Toca, director general de Servicios Financieros de Gentera, casa matriz de Compartamos Financiera, señala que los créditos grupales van dirigidos a lo que él denomina «personas-empresa»; es decir a personas con actividad productiva, micro-micro empresas, la mayoría con pequeños ingresos. Pero, cómo funciona?

En el caso de Compartamos Financiera, este préstamo está dirigido únicamente a mujeres a través del «Crédito Súper Mujer», que requiere que una persona demuestre un negocio existente o planes de una actividad productiva.

En caso se solicite en grupo deberá tener un mínimo 12 personas, todas con un negocio. Así que este grupo tiene una ventaja: el conocimiento mutuo. De tal modo que la autoselección del grupo implica que todos aprueben la admisión de un nuevo socio y el monto del préstamo.

Luego, se realiza la evaluación crediticia, que todo el grupo conocerá, pero la novedad es que quienes aprueban o rechazan personas en el grupo es el grupo mismo, no es la financiera. «El propio grupo autoriza los montos de crédito de cada uno de los miembros porque se conocen mutuamente y saben que el negocio de esta persona da para un crédito de estas características y un pago catorcenal de estas características», señala Álvarez Toca.

Otra condición es que el grupo debe depositar el 5% del préstamo en una cuenta mancomunada, pero esto no es una garantía contra el crédito, sino solamente un fundamento de pago futuro. Así que si una  persona no puede realizar su pago, el grupo lo ayuda y a los pocos días esta persona le reintegra el pago a cada miembro del grupo que le haya dado.

Este modelo grupal de financiamiento ha permitido a Compartamos Financiera tener una morosidad en créditos grupales de alrededor de 1%, mientras que la cartera de crédito individual tiene una mora vencida de 4.5%.

En fin, no importa si vendes ropa o tienes un puesto de comida; los créditos grupales pueden ayudar a crecer para ganar más. Luego de leer esto, ¿tienes alguna duda?

Vía: gestion.pe