¿Cómo juntar la cuota inicial de tu vivienda?

Tener una casa propia es probablemente el gasto más fuerte de toda persona, y para poder calificar a un crédito hipotecario debes saber que los bancos te exigen entre el 10% y el 20% del precio de la vivienda a modo de cuota inicial.

Es por eso que acá te sugerimos tres opciones que te ayudarán a conseguir más rápido la cuota inicial para tu vivienda soñada.

Si los pones en práctica, ya no tendrás que conformarte con vivir en un lugar alquilado o que no es de tu propiedad y podrás hacer realidad tu sueño de la casa propia.

1. Retiro de fondos de la AFP administran fondos de pensiones

Las AFP brindan prestaciones de jubilación, invalidez, sobrevivencia y gastos de sepelio, en conformidad con el Texto Único Ordenado de la Ley del Sistema Privado de pensiones.

Esta reciente modalidad permite usar el 25% de fondos de la AFP para pagar la cuota inicial. Puedes hacer este trámite en cualquier momento de tu vida laboral, y el único requisito para que puedas usar este monto es que no hayas adquirido una vivienda o un terreno con anterioridad.

Te puede interesar: Crédito hipotecario: sepa todo para comprar tu vivienda

2. La compensación por tiempo de servicios (CTS)

Es un beneficio que las empresas brindan a sus trabajadores para que cuando la relación laboral con el empleado culmine, este pueda disponer de un fondo y así pueda prever los riesgos que afrontará durante el tiempo que se encuentre desempleado.

Debido a un cambio en la ley, ahora se puede disponer libremente de un porcentaje de la CTS. Solo necesitas tener un mínimo de cuatro sueldos. El excedente que se haya acumulado podrá ser retirado en su totalidad y ser usado como una cuota inicial.

3. Gratificación

En julio y en diciembre, a los trabajadores en planilla les corresponde una gratificación (un sueldo extra). Si recibes este dinero, es recomendable transferirlo a una cuenta de ahorros donde puedas juntar todos los fondos destinados a comprar tu vivienda.