¿Por qué es importante un presupuesto familiar?

Se trata de un controlador de las cuentas del hogar, en función del uso responsable del dinero y para evitar el recurrente error de gastar más de lo que se gana.

¿Qué puede hacer el presupuesto por usted?, sirve de diagnóstico diferencial de ingresos y egresos. Al lograrse el sano equilibrio de un saldo positivo, la familia tendrá capacidad de ahorro, inversión o disponibilidad para gastos prioritarios a mediano y largo plazo.

El portal electrónico consumer.es reúne un listado de beneficios de plantear un presupuesto familiar, dejando en papel que uno de los primeros beneficios es saber en qué se gasta del dinero. Esta noción le permite a la familia evitar el derroche en ítems que son prescindibles o superfluos. No es lo mismo tener una vaga idea al recordar, que verlo con números en papel.

Los objetivos familiares a largo plazo están estrechamente vinculados al presupuesto. Pueden plantearse objetivos a mediano plazo, en planos de salud, educación e infraestructura; incluso hasta de la agenda de esparcimiento. También es importante contar con un fondo destinado a las emergencias, enfermedades, averías de vehículo y hasta desempleo.

Te puede interesar:Solo uno de cada 10 peruanos sigue un presupuesto familiar

Claves para hacer un presupuesto familiar

1. Lista con los ingresos 

Traza una columna y escribe en cifra el ingreso familiar, ya sea proveniente de una o varias fuentes.

Aquí suele estar presente la nómina o planilla, pensiones alimentarias, intereses de cuentas bancarias, prestaciones por desempleo, entre otras.

2. Evaluación de gastos

Será de gran utilidad que se reflejen los gastos prioritarios, como vivienda y servicios; y más importante aún los gastos cotidianos, como los pequeños desembolsos diarios que hacemos en la calle.

De igual modo no se deben obviar otros gastos ocasionales como obsequios, compras por promociones y vacaciones. Mientras más información se refleje, acompañado de tickets de compra y facturas; más efectiva será la aplicación de ajustes. Al respecto, hay que saber que no todos los meses se tienen los mismos gastos.

3. Reducir los gastos

De entrada, hay que depurar la lista de gastos, con la premisa de hacer ajustes que resulten prescindibles. La segunda columna del presupuesto debe registrar todos los gastos y categorizarlos de la siguiente manera:

  • Gastos fijos obligatorios: Alquiler, préstamos bancarios, mensualidades.
  • Gastos variables necesarios: Servicios, comida, ropa, transporte.
  • Gastos discrecionales: Todos los gastos de los que se podría reducir o eliminar, como comida, entretenimiento, vicios, entre otros.

También lee: 5 claves para hacer un buen presupuesto familiar

4. Involucrar a la familia

Es mejor incluir a la familia y conocer con detalle los gastos de cada uno para elaborar un presupuesto funcional. Para conseguir el objetivo y reducir gastos, todos tienen que colaborar.

5. Aplicar 

La finalidad de un presupuesto es que los ingresos superen los gastos a fin de mes, incluyendo hasta el 10% destinado al ahorro mensual.

Una vez identificados los recortes, debe prevalecer el compromiso de ejecutar el presupuesto y evaluarlo esporádicamente para mejorarlo.