Prácticos consejos para enseñar a los niños a ahorrar dinero

En una sociedad tan consumista como la que vivimos es muy importante que los niños aprendan, desde muy pequeños, a dar valor a lo que tienen y a conocer los límites de los gastos. ¿Cómo hacerlo?

Pues enseñándoles a manejar el dinero, a gestionar los gastos y a saber qué valor tiene cada cosa.

No obstante, es recomendable que, poco a poco, y de una forma adaptada a su edad, expliquemos a los pequeños de la casa algunos conceptos relacionados con el manejo de la economía doméstica.

De esta forma aprenderán a valorar el dinero que gastan los padres y conseguiremos crear en ellos hábitos muy útiles para cuando se conviertan en adultos.

Los niños pueden y deben aprender cómo se puede contribuir para contener los gastos desde que son muy pequeños, parece difícil, pero no imposible.

Algunos psicólogos sugieren a los padres que enseñen a los niños a manejar y ahorrar el dinero, a valorarlo, en definitiva, que inviertan algún dinero para ellos a largo plazo, y que les gestionen una paga semanal o alguna gratificación extra.

  • Consejos para enseñar a los niños a manejar y ahorrar el dinero
  1. Que el dinero sirve para adquirir algo a cambio.
  2. No todo lo que se quiere se puede obtener con el dinero.
  3. Enseñándole que todo se consigue con esfuerzo. Hacer la cama, guardar la ropa, hacer las tareas escolares, es una obligación.
  4. Pero si tu hijo hace alguna tarea extra, como bajar la basura, ayudar a guardar las compras del supermercado, o tender la ropa, sería una buena oportunidad para que le ofreciera una pequeña cantidad de dinero por cada servicio.
  5. Da ejemplos a tu hijo. Edúcate a ti mismo en los gastos.
  6. Enseña a tu hijo que vale la pena no gastar en cosas innecesarias. Mejor reducir gastos para conseguir adquirir lo que realmente se necesita.
  7. Que el dinero tiene límite.

¿Cómo enseñarle finanzas personales a los niños?

Una vez que el niño haya asimilado el valor del dinero, ya será hora de enseñarle a guardar dinero. No hay método educativo que enseñe a un niño a manejar el dinero y es algo que siempre estará presente en nuestras vidas.

Los niños aprenden a usar el dinero de forma natural y espontánea, por imitación o ejemplo que ven en casa. Por eso es tan importante que seamos siempre y en la medida de lo posible, un modelo para nuestros hijos, porque eso les ayudará a ellos desde pequeño hacer más organizados y responsables con sus recursos.