¿Qué son los créditos mancomunados?

Comprar la casa de los sueños, un auto o emprender el negocio propio son metas que, regularmente, las parejas cumplen mediante financiamiento compartido y un óptimo presupuesto establecido por la pareja luego de casarse o convivir.

En este sentido, son los jóvenes principalmente que planifican su vida en pareja al establecer metas según su nivel de ingresos y sin temor a las responsabilidades que enfrenten en la independencia.

Así lo asegura Pedro Talledo Coronado, gerente de Créditos de Caja Piura, que agrega que muchos se arriesgan a comprar un mueble o inmueble mancomunado, dependiendo del tipo de crédito, llegando a montos hasta de S/ 500 mil soles, según el nivel de liquidez y riesgo crediticio que presenten.

  • Lo que debes saber de los créditos mancomunados

El ejecutivo precisó ciertos detalles desconocidos de los créditos mancomunados.

1. Créditos más altos: cuando se solicita un préstamo personal permite alcanzar un monto que el sueldo pueda soportar sin endeudarse, pero si se solicita financiación en pareja, la suma aumenta pues se agrega la capacidad crediticia de ambos miembros.

2. Historial crediticio influye en la pareja: si uno de los miembros de la unión presenta un déficit en las deudas que mantiene con una entidad financiera, la pareja se verá afectada pues ninguna otra institución les dará un crédito mancomunado.

Consejos para aprender a ahorrar en pareja

3. Seguro de desgravamen: la pareja no debe preocuparse por la deuda si alguno de ellos falleciera pues el seguro de desgravamen se hace cargo de la deuda aun si un integrante siguiera con vida porque el crédito fue adquirido por ambos.

4. Créditos especiales: al tratarse de préstamos familiares, las entidades financieras tienen productos especializados para la casa propia, autos, entre otros, con condiciones favorables para la pareja.

5. Aprovechar las preventas: algunas entidades ofrecen la opción de cubrir el enganche y la inversión inicial –comisiones por apertura de crédito, investigación o cuotas de administración– en uno o hasta dos años, mientras se espera la entrega de la vivienda y la firma de las escrituras.

Se debe hablar con la pareja para planear la manera de incrementar tal monto.

6. No contratar problemas: la pareja debe analizar su estabilidad laboral para ver la posibilidad de acceder a un crédito mancomunado o conyugal, si los ingresos son constantes, si las deudas previas no son un impedimento y, sobre todo, si se lleva una relación sólida y confiable para comprometerse a liquidar la deuda durante los próximos 15 ó 20 años.