6 maneras de invertir tu gratificación

¿Sabías que la gratificación es un derecho del ámbito laboral que les corresponde a todos los trabajadores, tanto del sector público como privado, que se encuentren en planilla? En el Perú, dicho beneficio se entrega en los meses de julio y diciembre.

Sin embargo, antes de gastar toda tu gratificación de manera desordenada, es de mucha importancia que los trabajadores que reciben este dinero extra tomen conciencia y planifiquen.

A continuación te contamos algunos consejos que te ayudarán a saber cómo invertir tu próxima gratificación.

1.-  Paga tus deudas

Lo mejor que  puedes hacer es pagar todas las deudas que tengas, en especial si tienes un préstamo con el banco, ya que ellos te cobran un interés muy alto.

2.- La regla de ahorrar el 20%

Una de las cosas que menos hacemos los peruanos es ahorrar el dinero, en especial la gratificación.

Lo que debes empezar a hacer es ahorrar el 20% de tu gratificación para alguna urgencia, ya que muchas veces no sabemos que puede ocurrir. Si todavía no tienes una cuenta de ahorros o un fondo con este fin, es recomendable que empieces a planificar uno. Todo esto te ayudará poco a poco a desarrollar tu hábito de ahorro.

3.- Cuidado con las penalidades

Muchas veces los bancos retienen tu dinero de la gratificación con una penalidad, debes mucho cuidado y preguntar bien como funciona tu gratificación y si te van a cobrar algo por retirarla.

4.- Recibirás tu sueldo integro como gratificación

La Ley indica que un trabajador debe recibir su sueldo integro como gratificación. Siempre y cuando el trabajador este un semestre completo.

5.- Capacítate

Una de las mejores alternativas para invertir tu dinero es ampliar tus conocimientos. ¿De qué manera lo puedes hacer? Esta es la oportunidad clave para acceder a descuentos en educción. Cabe resaltar que la mayoría de plataformas digitales lanza campañas durante estas fechas.

6.- Invierte en un negocio

Una alternativa creativa es que, con el dinero extra que recibirás, logres poner un negocio o empezar un pequeño emprendimiento.

Utilizar tu gratificación como inicial de tu idea podría ser de gran motivación para llevarla a cabo. Por ende, organiza y planifica tus necesidades para que puedas destinar cantidades de dinero responsables.