3 consejos de la mujer más rica del mundo para tener éxito

Con una fortuna calculada en 7,400 millones de dólares, Zhou Qunfei, de 48 años, fundadora y CEO de Lens Technology, es catalogada como la mujer más rica del mundo, según la revista Forbes.

Nacida en una aldea en la provincia de Hunan al este de China, no tuvo una niñez fácil. Su madre falleció cuando tenía cinco años y su padre tuvo un accidente de fábrica quedando ciego.

Así que la pequeña Zhou tuvo que aprender a sobrevivir por sí misma. En una entrevista dijo: «Tenía que pensar constantemente en dónde estaba mi próxima comida y cómo iba a conseguirla«.

Bajo éstas circunstancias de vida, a los 16 años, Zhou abandonó la escuela secundaria y se mudó a la ciudad de Shenzhen, al sur de China, para trabajar en una fábrica de lentes para relojes en 1986. En vista de su talento y habilidad para el trabajo, fue promovida a un puesto de dirección. Pero ella tenía sueños más grandes.

Sus inicios

En 1993, con aproximadamente 2,547.80 dólares de sus ahorros, Zhou y ocho de sus familiares instalaron un taller de serigrafía en un departamento de tres habitaciones en Shenzhen, que fue el espacio para trabajar y vivir.

En ese lugar, ella lanzó su primera empresa y que luego de de 10 años, Zhou había construido una fábrica de lentes para relojes y había empleado a 1,000 personas. Pero su destino cambió cuando recibió una llamada de Motorola y le preguntó si quería ser su proveedor. Fue en el 2013.

Como es evidente, Zhou aceptó la invitación que ayudó a lanzar su negocio a nivel internacional. Ahora como CEO de Lens Technology, Zhou ha construido un imperio que fabrica vidrio para gigantes tecnológicos como Apple, Samsung, Tesla y Huawei.

Zhou atribuye su enorme éxito a su perseverancia. Por eso siempre cuenta que su mayor desafío fue cuando venció a otros rivales y ganó el contrato con Motorola. Pero no fue fácil. Zhou acababa de comenzar y tenía poca flexibilidad en las finanzas de su empresa, pero quería asegurarse que el trato  con Motorola se concretara.

Fue así que vendió su casa y otros objetos de valor para cumplir con las demandas de la empresa norteamericana especializada en electrónica y comunicaciones. Sin embargo, todavía carecía de fondos y dijo que estaba desesperada, pues tenía problemas financieros. Zhou admitió que fue el momento más oscuro de su vida empresarial, pero se dió cuenta que por su familia y empleados no podía rendirse. Con ayuda de Motorola, ella superó los problemas financieros.

Camino al éxito

En 2004, Lens Technology vendió más de 100 millones de unidades para el modelo Motorola V3, el teléfono móvil de pantalla plana con el icónico saludo “Hello Moto”. Tres años más tarde, el vidrio protector de su empresa venció a los otros vendedores chinos para convertirse en un importante proveedor de Apple.

Y fue el 18 de marzo del 2015, 22 años después que comenzara el taller familiar en ese departamento de tres habitaciones, que Lens Technology se hizo pública. Actualmente, la empresa tiene un valor de US$ 11,4 mil millones, con más de 82 mil empleados en toda China.

En una entrevista con la cadena estadounidense CNBC por correo electrónico, Zhou compartió tres consejos de oro para empresarios:

1. Prepararse bien

Para Zhou, los empresarios siempre deben estar bien preparados para lo que está por venir y que se necesitan dominar algunos aspectos: “Primero, mejora tu competitividad general. Segundo, debes ser mentalmente fuerte. Tercero, fortalece tu comprensión del mercado y tus competidores”, asevera Zhou.

Ella admite que su experiencia como trabajadora de una cadena de montaje y más tarde como gerente de su primer empleador la ayudó enormemente a ganar confianza, lo cual fue clave para los primeros días de Lens Technology.

2. Mantener entusiasmo por aprender

Zhou también señala que los clientes no darán un mejor precio por los productos simplemente porque tengan un título superior, pero su conocimiento del negocio los ayudará a mantener la competitividad de su empresa.

Por ejemplo, ella tomó cursos a tiempo parcial mientras trabajaba en la fábrica y obtuvo sus certificados en Contabilidad, operaciones de computadora e incluso una licencia de conducir para camión comercial. «Cuando se tiene la capacidad de aprender, se tiene la capacidad de seguir creciendo», admite.

3. Nunca rendirse fácilmente

Zhou dijo que muchas personas experimentarán un duro golpe a la confianza cuando se encuentren con obstáculos y retrocesos. Pero la clave del éxito es perseverar, especialmente durante aquellos momentos más difíciles.

Por ejemplo ella una vez para la formación de equipos, llevó a 20 miembros de ejecutivos de su empresa a escalar la Montaña Dawei en la provincia de Hunan, que tiene una altitud de 5,000 pies sobre el nivel del mar. Lo cierto es que algunos miembros del equipo querían tirar la toalla a la mitad de camino, sin embargo, ella insistió en que no pararan.

Finalmente reflexiona: «Cuando se rinde a mitad de camino, no se tendrá el coraje de volver y comenzar de nuevo desde abajo. Solo cuando se persiste, se podrá tener éxito».

Vía: ectvplaymag.com