Cómo un hombre ganó US$ 2 millones con la estrategia financiera de Warren Buffet

El inversionista que es toda una leyenda en el mercado bursátil mundial, Warren Buffett, es conocido por su estrategia de comprar y retener.

Ya lo dijo en alguna oportunidad: “El dinero se hace en inversiones invirtiendo. Y por ser dueño de buenas compañías por largos períodos de tiempo. Si compran buenas compañías, las compran con el tiempo, van a hacer bien 10, 20, 30 años a partir de ahora”.

De pobre a millonario

Precisamente, Russ Gremel, quien vivía en Chicago, hoy de 98 años, lo hizo hace casi 70 años cuando compró acciones de la cadena de tiendas Walgreens por valor de 1.000 dólares.

En aquella oportunidad, según un artículo del Chicago Tribune, pensó que la gente siempre necesitaría medicina y las mujeres siempre comprarían maquillaje. De tal modo que planeó mantener esa acción durante mucho tiempo, como una inversión.

Lo cierto es que éste veterano que tuvo una infancia pobre. Nació en Chicago, la ciudad del Estado de Illinois en 1929, el año que la economía de Estados Unidos cayó en crisis.

No teníamos dinero, no había cartillas de comida, solo tenías a tu familia y a tus amigos. Todo el mundo compartía comida en las calles”, recuerda. Y seguramente esta situación, no menor, lo marcó para toda la vida.

Esa vida que transcurrió en una “cabaña de ladrillos” en la zona del Parque Jefferson, que forma parte del área metropolitana de la ciudad de Chicago, la misma casa habitada por sus padres y otros familiares.

Desde muy joven, Gremel se dedicó a viajar “haciendo autostop”, a practicar senderismo y a pasear por su amada naturaleza. Pero, luego de comprar las acciones de Walgreens, con el paso del tiempo y disciplina, dio sus frutos.

millonario

Humilde y amante de la naturaleza

Pero Gremel continuó viviendo de forma habitual, gastando solo lo necesario, hasta que en el 2016 saltó a la luz la gran “sorpresa” al dar a conocer su fortuna al mundo.
Sus amistades, vecinos, compañeros de la Agrupación de Boy Scouts, no tenían la más minima idea que el “jefe de tropa” había logrado tener una fortuna.

En la actualidad, sus 28,000 acciones equivalen a más de dos millones de dólares, y entregó todo eso a la Illinois Audubon Society para construir un refugio de vida silvestre.

Además de hacer inversiones inteligentes, el abogado jubilado siempre ha sido cuidadoso con su dinero. Nunca ha tenido una hipoteca; vive en la misma casa donde creció y su anterior auto carro le duró 25 años. Y prefiere comer avena en casa que salir.

La frugalidad de Gremel, junto con el hecho de que nunca estuvo casado o tuvo hijos para apoyar, le permitió jubilarse a los 45 años.

Hasta que Gremel cuando donó los US$2 millones, pocas personas sabían de su pequeña fortuna. “Soy un hombre muy sencillo. Nunca dejé que nadie supiera que tenía ese tipo de dinero», reveló en una entrevista al Chicago Tribune.

Una historia que tuvo un final feliz, y como Buffett le gusta decir: «Es bastante fácil hacer cosas despacio, pero no es fácil enriquecerse rápidamente».

Vía: ectvplaymag.com