5 presentaciones de Steve Jobs para inspirarse como emprendedor

Sus productos no son sólo software y hardware, sino una sensación, una experiencia. Y en cuanto a sus discursos, es la energía para convertirse en un emprendedor exitoso

Si se conoce la biografía de Steve Jobs, no hace falta ser un erudito para darse cuenta que estamos ante una figura clave para comprender cómo ha evolucionado la tecnología en las últimas décadas.

Por ello que las lecciones empresariales que nos dejó el ex fundador de Apple, son todo un tesoro. Precisamente, cuando Jobs realizaba las presentaciones de sus productos no eran convencionales, sino que eran algo fuera de lo normal que todos esperaban con ansias y ganas.

1. Llega el Mac

Fue en el año 1984 cuando Steve Jobs dio el primer paso en el mundo de las presentaciones de productos. Luego de mostrarse una serie de imágenes, dijo: “Todo lo que acaban de ver lo ha hecho una sola máquina. Y está en la bolsa”. Era el Macintosh. El primer Mac.

2. Algo más que el mp3

Era el año 2001, momento en el que un mp3 apenas podía contener algo más de música de lo tenía el CD. Y Apple supo aprovechar ese nicho para darle al mundo un pequeño dispositivo que contuviese una gran cantidad de música con 5 GB. Fue una presentación donde Jobs destacó la rapidez, capacidad de autonomía y portabilidad del iPod.

3. Cambió el concepto de música con iTunes 

En el 2003, Jobs supo aprovechar el momento del auge de las páginas web de descarga ilegal de canciones con el lanzamiento de iTunes convirtiéndola en la tienda de música más grande del mundo. Y claro, valía la pena pagar 90 centavos por tema musical, pero era legal.

4. El teléfono no es solo para llamar

Llega el 2007 donde el fundador de Apple lanza su genial producto de tres en uno: teléfono, dispositivo con conexión a Internet y para reproducir música como el iPod. Nace el iPhone.

5. La tablet también existe, y se llama iPad

Hasta que en el 2010. Jobs anunciaba que el iPad era capaz de hacer algunas cosas mucho mejor que un smartphone, y también mejor que un portátil. Su presentación fue una auténtica revolución, porque el iPad sigue siendo uno de los dispositivos más vendidos del planeta.

Vía. forbes.es