¡Adiós tecnopor! Emprendedores peruanos fabrican utensilios a base de residuos orgánicos

Cada vez son más las ciudades del mundo que prohíben el uso de envases descartables de poliestireno expandido, material de plástico espumado más conocido como tecnopor que son usados en la industria alimentaria por ser prácticos, livianos y económicos.

Pero lo que muchos no saben es que pueden causar efectos negativos a la salud y al medio ambiente. Tal es así que un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) revela que ha clasificado al tecnopor como un posible carcinógeno humano.

Y si a eso se suma que tarda más de 500 años para descomponerse, ¿no crees que es un elemento contaminante para nuestros mares, vida animal y medio ambiente? Lamentablemente, en el Perú el uso de estos envases va en aumento y aún no existe una ley que prohíba o regule su utilización.

Productos ecológicos

Felizmente surgen nuevas alternativas para dejar de usar el tecnopor de manos de dos jóvenes emprendedores peruanos que motivados por esta preocupación de contaminación ambiental decidieron fundar Ecopack Perú, un emprendimiento social que busca difundir y ofrecer alternativas ecológicas que reemplacen productos de plástico y tecnopor.

Se trata de Angel Ramírez y Alexandra Huachaca, cuya idea de su emprendimiento surge a raíz de viajes al exterior donde tuvieron la oportunidad de conocer estos productos, aliarse con sus fabricantes y traerlos al mercado peruano.

Alexandra Huachaca, a cargo de la Gerencia Comercial indica que sus envases están elaborados a base de caña de azúcar, donde el bioplástico que se obtienen de las féculas de los almidones y el bambú, es una alternativa para no tala de árboles.

Y agrega que entre los beneficios que ofrecen estos productos es que, además de ser lavables, pueden soportar desde 0° hasta los 250° centígrados en un horno convencional, y lo mejor es que pueden servir como abono.

De tal modo que su empresa fabrica diversos productos como platos, vasos, cubiertos, sorbetes, toallas húmedas, bolsos, cepillos, hisopos y juguetes para niños, que se biodegradan entre 120 y 140 días después de su primer uso.

Otro punto a favor es el precio. «Tenemos cubiertos comerciales desde los 0.20 céntimos la unidad, incluido el IGV, y los descartables que pueden estar desde los 0.50 hasta los 0.90 céntimos«, indica Huachaca

Calidad garantizada

Cabe anotar que en varios países del mundo que usan estos productos biodegradables cuentan con una certificación que garantice su producción. Por ello, las alianzas con los fabricantes internacionales fueron cruciales para que Ecopack Perú pueda brindar productos de calidad y a un costo accesible.

“Los productos son sostenibles, vienen de la tierra y se van a la tierra, se convierten en abono natural o basura orgánica, amigables con la flora y fauna”, explica por su parte Angel Ramírez sobre la fabricación y los recursos que se utilizan.

Vía: americatv.com.pe