Cómo esta marca logró destronar a Adidas y Nike

Para muchos, las zapatillas Skechers no son un símbolo de estatus o representa el ícono entre las tendencias de moda global.

Y si bien es cierto que en los últimos meses enfrentó algunos obstáculos, las acciones de esta marca han generado una rentabilidad de más de 800% en los últimos seis años, obteniendo un resultado nada fácil de conseguir dentro del competitivo mercado de las zapatillas deportivas.

De hecho, los inversionistas que apostaron por la firma estadounidense obtuvieron un retorno tres veces mayor que si hubieran colocado su dinero en acciones de Adidas y cuatro veces mayor que si lo hubieran hecho en Nike.

Pero, ¿cuál es ha sido el secreto de su éxito?

Fórmula mágica

Los especialistas señalan que la fórmula funcionó al conjugar la relación entre precio y calidad. De tal modo que Skechers ganó un público devoto enfocándose más en la comodidad que en el estilo.

Otra de las claves del éxito fue llegar a un público femenino que no necesariamente usaba zapatillas habitualmente. De hecho, en Estados Unidos, la firma lleva la delantera en la venta de calzado femenino para trabajar, caminar y vestir en ocasiones informales. Igualmente, la marca tuvo un buen desempeño en el segmento infantil, aunque no sucede los mismo con los adolescentes.

Multimillonarios contratos

Cabe destacar que un nicho donde Skechers también ha logrado reducir costos, en comparación con la competencia, es con la firma de multimillonarios contratos con equipos deportivos y atletas, y que no es parte de su estrategia comercial, a diferencia de Adidas o Nike.

De tal modo que los famosos y celebridades que aparecen en los avisos de la marca buscan seducir a una generación mayor que la de sus rivales y los costos de contratación son mucho menores. Entonces, al expanderse en mercados internacionales, es otro factor que le permitió impulsar el precio de sus acciones.

Vallas es la pista

Y si se tiene en cuenta que el mercado de las zapatillas está sujeto a grandes volatilidades, este año las cosas se le han puesto más difíciles. De hecho, en lo que va del 2018, la acción de Skechers ha bajado 21%, ante la incertidumbre en relación al crecimiento futuro de la empresa.

El origen parece ser la existencia de muchos inventarios en los mercados extranjeros, particularmente en China. Lo cierto es que la duda existente en el mercado es que si esta caída marca un punto de inflexión en la trayectoria que llevaba Skechers, o si se trata de una tendencia que volverá a su curso original muy pronto.

Lo cierto que la feroz competencia entre los gigantes deportivos pone a la marca ante grandes retos. Mientras Adidas y Nike han invertido millonarias sumas de dinero en planes de innovación, a Skechers no se le ha sido más fácil conquistar a los clientes con nuevos productos.

El boom del calzado deportivo mundial

Mientras que el negocio del calzado, en general, creció 13% el año pasado, el mercado de los zapatos deportivos se disparó 46%, según datos de la consultora Euromonitor International.

La tendencia general es que existe una directa correlación entre el mayor interés de los consumidores por un estilo de vida más activo y el aumento en las ventas del sector. Entonces, en un terreno tan competitivo, surgieron líneas de productos que se focalizan a segmentos muy específicos del mercado, como por ejemplo, las «zapatillas de lujo» que venden marcas como Adidas, Lululemon o Under Armour.

Vía: bbc.com