La historia del hombre que creó un enorme imperio de US$10 mil millones vendiendo artículos de pesca

La mayoría de exitosos hombres de negocios coinciden que una de las principales claves del éxito es hacer lo que nos apasiona, en vez de ir solamente tras el dinero.

Precisamente, esto fue lo que hizo John Morris, amante de la pesca, hoy de 70 años. Cuando vivía en la ciudad de Springfield, Missouri, se dió cuenta que los anzuelos y otros accesorios de pesca que vendían las tiendas no les llamaban la atención.

Así que un día alquiló un remolque y atravesó Estados Unidos en busca de nuevos accesorios de pesca que no se veían en su ciudad natal. Ni él mismo se hubiera imaginado que tal decisión lo conduciría al camino del éxito.

  • Sus inicios

Así que al retornar a casa con la mercancía, abrió una pequeña tienda de pesca dentro de la licorería de su padre. De tal modo que los pescadores, incluso fuera de Missouri, empezaron a ir a su tienda para comprar lo que necesitaban. Era el año 1972.

Y en menos de 5 años, Morris transformó su pequeña tienda de pesca en el imperio de tiendas de productos de pesca, caza, camping y outdoors, Bass Pro Shops. Actualmente su negocio emplea cerca de 22,000 personas y en todos éstos años de éxito se ha convertido en una de las personas más ricas de Estados Unidos que la revista Forbes, calculó que en el 2016, Morris tenía un patrimonio neto de US$4,100 billones.

Y se creé que aumentó aún más luego de la compra en septiembre del año pasado de su rival de siempre, Cabela’s lo que le permitió no solo sacar del juego a su principal rival, sino de duplicar el número de tiendas de Bass Pro Shops en los Estados Unidos, como parte de su exitoso plan de marketing en todo el país.

  • La experiencia Bass Pro Shops

Morris y su empresa millonaria siguen teniendo su sede principal en Springfield actualmente, y cuyas tiendas compiten con grandes minoristas como Walmart. Lo cierto que sus enormes tiendas son los favoritos para los pescadores.

Inclusive algunos de sus sucursales tienen acuarios de agua salada, restaurantes, cascadas,  e incluso Bowling. Así que más que una tienda, es toda una experiencia. Y como Morris es aficionado a las armas en su ciudad natal construyó un Museo Nacional de Armas de la Asociación Nacional del Rifle en el 2013.

También en Memphis, Morris compró la Memphis Pyramid, una antigua arena deportiva, y la transformó en un Bass Pro Shops, restaurante y hotel. Igualmente Morris tiene un complejo de 4,600 acres en las montañas de Ozark en Missouri, llamado Top of the Rock, que cuenta con restaurantes que llevan el nombre del fallecido golfista Arnold Palmer.

En 1978 Morris se involucró también en el negocio de los barcos de pesca. Hoy, la empresa se llama White River Marine Group, y es uno de los mayores constructores de barcos de Estados Unidos, a tal punto que en 2014 construyó un barco llamado Tracker Bass Force One para el ex presidente George W. Bush, un viejo amigo suyo.

Pero eso no es todo. Bass Pro Shops ha sido patrocinador de Nascar por varios años y ha sido benefactor a los esfuerzos de conservación ambiental a través de su fundación.

Y todo este éxito, Morris lo atribuye a su padre, quien le prestó 10 mil dólares para abrir su pequeño negocio de pesca.

Vía: megaricos.com