Lecciones del liderazgo que puedes aprender de Zinedine Zidane

No fue sólo un título, una vuelta olímpica más. Resultó la confirmación de un modelo de liderazgo digno de imitar.

La renuncia de Zinedine Zidane como técnico del Real Madrid, tras dos años y medio de éxitos, se marcha después de lograr la faena histórica de ganar tres copas de la Liga de Campeones al hilo, cosa que ningún otro equipo lo ha hecho actualmente.

Su trayectoria nos deja un ejemplo de cómo los grandes líderes y las organizaciones exitosas obtienen grandes resultados en su área de desempeño. En este caso particular, el Real Madrid no es sólo un gran club compuesto por grandes jugadores, sino que fue liderado por un gran director técnico.

Por eso compartimos las principales lecciones de liderazgo de la gestión de Zidane al frente del equipo merengue y su exitoso título en la Champions League::

1. Preparación desde abajo

Zidane comenzó su carrera de técnico desde abajo dirigiendo los equipos de ligas inferiores y trabajando como asistente técnico por dos temporadas. Lo cierto es que con el Real Madrid ha cosechado sus exitosos logros porque Zidane se ha preparado por años atrás dentro de la misma institución para llegar a la cumbre del éxito. Así que los grandes líderes no son personas que logran ser exitosos de la noche a la mañana, sino que trabajan incansablemente día a día.

2. Trabajo duro

Cualquiera pensaría que el Real Madrid no tiene que trabajar duro al tener figuras como Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Luka Modric o Toni Kroos. Pero, eso no es así. En una conferencia de prensa al ser interrogado sobre lo que más destacaba cuando él miraba en retrospectiva todo lo que ha alcanzado con el club, Zidane contestó: «el trabajo duro.»

Así que él no sólo trabaja arduamente sino que ha sabido transmitir ese espíritu de disciplina a sus jugadores. Por ello que los grandes resultados no se logran sin la disciplina consistente.

3. Humildad

En otra de sus declaraciones, Zidane afirmó sentirse afortunado por trabajar junto a una plantilla talentosa. Por ello que los grandes líderes otorgan crédito a su equipo de trabajo cuando triunfan. Y, claro; asumen la responsabilidad cuando fracasan. Pocos vaticinaban un exitoso futuro para Zidane cuando comenzó su carrera en el banquillo de primera división. Pero, con mucha disciplina, preparación y humildad, ha logrado ser todo un triunfador.

4. Comunicación y seguridad

Una de las cosas que siempre se le observa a Zidane  es que siempre sonríe, no muestra gestos prepotentes ni agresivos, no mira con rabia. Mantiene la compostura sin poner nervioso a ninguno de los que están jugando.

Por eso que su comunicación no verbal tiene más credibilidad que la verbal. A ello se suma que no hay nada que ofrezca más temple a un equipo que tener un líder sereno lo que ofrece seguridad a sus pupilos.

Vía:marca.com