5 claves para guiar tu empresa sino eres líder

¿Cómo es posible liderar una organización sino es el jefe o el líder? Aquí te lo explicamos.

Son muchas las veces en que los emprendedores van a tener que liderar empresas en las cuáles no son el líder de la misma. Sin embargo, se requiere de todos modos el liderazgo por lo que te presentamos ciertas estrategias para liderar sino no son líderes calificados:

1. No esperar a ser llamado para ser líder 

Los mejores líderes no esperan que le digan que hacer, sino que ellos buscan activamente fuentes de aprendizaje e invierten en ellos mismos. Una de las características claves de este punto es aprender a ser un seguidor. En vez de esperar que venga alguien y sea tu líder, hay que seguir pro activamente a alguien al cual se admira y respeta. Y es que ser un seguidor va potenciar el liderazgo.

2. Mantener siempre una actitud positiva

Es clave tener una actitud positiva para una estrategia de liderazgo. Cuando se tiene esta actitud, las personas quieren estar cerca de uno Muchas veces lo mejor que se le puede dar a la organización es la actitud positiva y energía.

3. Desarrollar el pensamiento crítico

Tener este tipo de pensamiento significa pasar de ser “empleado” a “dueño”. Se trata de ver las cosas desde la perspectiva del dueño. Por ejemplo, una persona con mentalidad de “dueño” si encuentra basura en el suelo, la recoge y la bota. Por el contrario, una persona con mentalidad de “empleado” si encuentra desperdicios en el suelo se pregunta, ¿cuándo vendrán a recoger esta basura? y se pasa de largo.

Las personas con mentalidad de “empleado” sólo se enfocan en lo que es su responsabilidad; mientras que las personas con mentalidad de “dueño” entienden que son parte de una organización mayor y dan más de lo que se espera de ellas.

4. Rechazar la pasividad

En la mayoría de las empresas se depende de otras personas o departamentos para hacer el trabajo bien. La realidad es que no todo el mundo responde de la forma esperada en el tiempo esperado. Rechazar la pasividad significa que no puedes vivir tu vida esperando que las demás personas, organizaciones o divisiones hagan lo que tienen que hacer bien para que se pueda hacer el trabajo. Sino por el contrario, rechazar la pasividad es convertirte en un individuo proactivo, que no espera o depende de los demás para hacer su trabajo con excelencia.

Muchas veces rechazar la pasividad significa salir fuera de la zona de responsabilidad y dar una mano a otra persona para asegurar que el producto final sea exitoso.

5. Desarrollar experticia

Experticia es uno de los pilares más poderosos del liderazgo. Si la persona se esfuerza en comprender su rol, la industria, los procesos, etc. con excelencia, las personas naturalmente vendrán a uno para pedir opinión y consejo. Entonces, esto significa que se está influyendo en ellas, lo cual es sinónimo de liderazgo.

Vía: liderazgohoy.com