5 lecciones para ejecutivos peruanos, según Bob Dylan

El músico, cantante y poeta estadounidense, nos enseña que siempre se debe tener pasión por lo que se hace.

Bob Dylan es una de las figuras más influyentes del mundo de la música con mayor éxito, sólo por debajo de Los Beatles, según la revista Rolling Stone. Y así como otros grandes íconos de la música que son fuente de inspiración, las letras de sus composiciones han servido de base para extraer varias lecciones del Premio Nobel de Literatura 2016 para emprendedores.

Para este artista con más de 100 millones de discos vendidos, y miembro distinguido del Salón de la Fama del Rock and Roll, la clave de su éxito es que fue fiel a sus principios y hacer las cosas con pasión.  Eso es precisamente lo que más le gustaba a Steve Jobs, quien hizo de Dylan su músico preferido.

Y según cuenta Jon Friedman en su libro “Forget About Today: Bob Dylan’s Genius for (Re)invention, Shunning the Naysayers and Creating a Personal Revolution”, existen 5 lecciones que deja Bob Dylan para ejecutivos en carrera y emprendedores.

1. Siempre ten pasión por lo que estás haciendo

Cuando se conecta con lo que se hace todo fluye mejor. Esa perspectiva resulta clave para los días en que el profesional podría sentirse abatido o poco inspirado. Según Friedman, Dylan ofrece alrededor de 100 conciertos al año en todo el mundo, y probablemente no necesita ese dinero o la necesidad de fama, pero cree apasionadamente lo que hace.

2. Ver el panorama general y evitar la trampa del dinero fácil

En “The Ballad of Frankie Lee and Judas Priest”, Dylan escribió: “Don’t go mistaking paradise for that home across the road”. Es decir, el músico, en vez de aprovechar su fama para migrar a géneros más comerciales, se mantuvo fiel a sus principios musicales populares. A diferencia de otros músicos, Dylan no se vendió.

3. No tener miedo de sacudir las cosas un poco

Bob Dylan comenzó su carrera como folk singer en Estados Unidos, donde los jóvenes lo consideraron el “portavoz de una generación”. Sin embargo, a fines de los años 70, grabó y tocó algunas canciones en clave de rock and roll, pero sin cambiar su esencia, que más que un estilo era una filosofía de vida. No tuvo temor de probar otros géneros y tuvo gran éxito igualmente.

4. Buscar inspiración de los demás

Cuando Dylan estaba comenzando, buscó inspiración de otros artistas, como el cantante y compositor, Woody Guthrie. En la década de los 80, se encontró en otro periodo de su carrera, grabando composiciones con músicos de la talla de Grateful Dead y los Traveling Wilburys y Tom Petty y los Heartbreakers. ¿El resultado? el álbum “Oh Mercy”.

5. Saber cuándo volver a lo básico

Tarde o temprano, Dylan tuvo un declive en su carrera. Pero, ¿cómo convirtió esta derrota en una victoria? La respuesta esvolver a lo básico, recordando lo que puso en camino hacia el éxito. Y es que luego que su disco “Under the Red Sky” fue duramente criticado, Dylan regresó a sus orígenes con “Time Out of Mind», ganando el Grammy de 1998 por el álbum del año.

Vía: elcomercio.pe