6 consejos que Steve Jobs daría a emprendedores si aún viviera

Hoy tendría 63 años de edad y seguramente su experiencia y sapiencia no pasaría desapercibido en el mundo del emprendimiento y tecnológico.

Steve Jobs es considerado uno de los personajes más productivos de la actualidad, pues su dinámica de trabajo logró revolucionar la era de la información y llevarla al terreno digital.

El genio fundador de Apple falleció en el 2011 luego de consolidar un increíble éxito en los negocios que le permitió ser reconocido como uno de los empresarios más exitosos de la historia. Por ello, te compartimos estos consejos que Steve Jobs daría si estuviera vivo.

1. Viajar

Hay que darse el tiempo de experimentar cosas nuevas como viajar para descubrir lugares o simplemente dedicar unos minutos para meditar, de este modo de logra ampliar la perspectiva de las cosas.

2. Darle valor a lo que importa

Se debe tomar conciencia y determinar cuáles son las tareas que aportan algo significativo a la carrera o a tu vida. Cuando Jobs regresó a Apple en 1997, uno de sus primeros movimientos como CEO fue reducir el número de productos en el catálogo de la empresa con el objetivo de innovar.

3. Madrugar

Iniciar el día temprano es una manera de reducir la presión laboral. Por eso que Jobs se levantaba antes que sus hijos se despertaran. Y luego del desayuno, terminaba los pendientes para luego despedirse de sus hijos que iban a la escuela. Una vez dijo: «Tengo la fortuna de trabajar en casa otra hora más. Generalmente llego a Apple a las ocho o nueve, después de haber trabajado dos horas en casa».

4. Caminar solo o con el equipo de trabajo

Muchos empresarios de éxito, como Jobs, creen que las mejores ideas surgen cuando estás en movimiento. Por eso que el fundador de Apple organizaba reuniones con su colaboradores mientras realizaban largas caminatas para que las ideas fluyan con más naturalidad.

5. Ser natural al vestir

Seguramente muchos se habrán preguntado por qué teniendo tantos recursos a la mano, Jobs siempre utilizaba jeans y una camisa cuello de tortuga negra. Y es que su simplicidad al vestir se debe a que ponía mucha atención en otras cosas más significativas que estar a la moda. Además reducía significativamente su tiempo para arreglarse y escoger la ropa que debía ponerse cada día.

Vía: actitudfem.com