7 trucos para fortalecer tu mente empresarial

No cualquiera puede ser un líder exitoso; hay que saber reaccionar ante el cambio, el estrés y la incertidumbre para crecer junto con la empresa.

Todo emprendedor puede ser el efecto (sin poder) del negocio o actuar como la causa (con poder) del mismo.

Pero, para llegar a ser exitoso, se debe hacer un análisis emocional para tener una mentalidad resistente al estrés, a los cambios y la incertidumbre. Así que te mostramos siete ecuaciones psicológicas que serán de ayuda para fortalecer la mentalidad empresarial.

1. Introspección + Observación = Conciencia emocional

Ser introspectivo significa ver hacia el  interior y examinar los pensamientos y emociones. Así que el observar es el acto de tomar una visión de uno mismo para saber qué hacer cuando se alcanzen grandes niveles de éxito. Este tipo de auto análisis elimina el miedo a ser diferente y se acepta la habilidad para razonar a pesar del cambio, ya sea negativo o positivo.

2. Enfoque + Compromiso = Avance

Aquí el enfoque es medido de acuerdo con la habilidad de evitar las distracciones y hacer énfasis en lo que se necesita hacer en el negocio para seguir creciendo. El compromiso es una medida del enfoque, ya que pone una acción importante detrás de las metas elegidas sin dudar la intención.

3. Honestidad + Profesionalismo = Buena reputación

La honestidad es una medida de integridad para hacer lo que se dice que se hará y darle seguimiento a los retrasos o avances informando a todos.  Aquí el profesionalismo es la medida de la capacidad y habilidades en las negociaciones con otros y la manera en que se ejecuta el know-how de una forma confiable. Así que con honestidad y profesionalismo se desarrolla una buena reputación.

4. Gracia + Estrategia = Soluciones

La gracia es la medida de estar calmado en una situación estresante. Ese estado mental ayuda a superar sin esfuerzo los problemas, obstáculos y negociaciones difíciles. La estrategia es una medida de cómo se llega a esas alturas en el negocio bajo la sombrilla de la incertidumbre.

5. Creencias + Acción = Intrepidez

Una buena mentalidad empresarial viene de creer en uno mismo, del propósito y la dirección que se persigue con el negocio. El único momento para retrasarse en los negocios es cuando se usa como estrategia para obtener una meta deseada y en ese caso el retraso se mide con la paciencia. Y para que las acciones sean atrevidas, las creencias deben ser fuertes. Esto es la intrepidez.

6. Atención + Este momento = Atención plena

Para tener éxito se debe poner toda atención a las situaciones y circunstancias laborales. Y para ser la causa del éxito, hay que darle atención a escuchar, observar y reunir la información pertinente antes de la toma de decisiones. Entender todos estos factores determinará lo que suceda mañana.

7. Habilidades de las personas + Conocimiento = Liderazgo

Para guiar a un equipo de manera efectiva se debe ser alguien que otros quieran seguir. Es decir, un líder. Entonces, para tener una buena mentalidad empresarial, hay que conocer muy bien el campo y nunca creer que ya se conoce todo.  Así que con un conocimiento emparejado con ciertas habilidades convierte a la persona en un gran líder.

Vía: Entrepreneur.com