9 lecciones de negocio que se puede aprender del golf

¿Sabías que el golf está ampliamente relacionado con el entorno empresarial, desde los torneos de networking hasta las partidas entre compañeros de trabajo?

Se ha comprobado que el golf es un ejercicio ideal para desarrollar habilidades comunes asociadas a la competición deportiva, a la concentración, la precisión, la fuerza o la resistencia.

Por eso que el golf está ampliamente relacionado con el entorno empresarial, desde los torneos de networking hasta las ‘reuniones’ informales sobre el campo. Así que ofrecemos las principales lecciones de negocio que se puede extraer del deporte que ha inmortalizado a figuras como Tiger Woods o Arnold palmer.

1. La importancia de la competencia técnica

Se necesita aprender ciertas habilidades específicas para crecer en el golf: desde saber balancear el palo, qué material es mejor para cada golpe, etc. Todos necesitan ponerse en manos de alguien más experto para que mejore la práctica, y en el negocio no es diferente.

2. Competencia psicológica

Es clave entender la psique del juego, pues se necesita administrar más de 18 hoyos al máximo rendimiento desde el primero hasta el último. Aquí se aprende qué se ha hecho mal en un hoyo para mejorar en los siguientes; eso es exactamente lo que se hace en el negocio: aprender, mejorar, mantenerse concentrado y motivado.

3. Ser consecuente con las capacidades y modula la energía

No se puede permitirse intentar golpes para los que no se está preparado. Tampoco se necesita romper la bola en cada primer disparo, sino hacerlo como se ha aprendido a hacerlo y, desde ahí, crecer poco a poco, sin experimentos imposibles.

4. Desarrolla una base estable

En el golf se necesita tener un pie firme cuando se golpea la pelota para encontrar estabilidad. En los negocios también se necesita una estructura estable para realizar el próximo movimiento.

5. Trata a la competencia adecuadamente

En este deporte hay que saber identificar al competidor y saber que hacer para superarlo. Esto se repite en los negocios: desarrollar una estrategia para ganar clientela haciéndolo mejor que la competencia. Y no hay que descuidar al competidor, sino encontrar el equilibrio a la hora de depositar energías en unos y otros.

6. No prescindir de los valores esenciales

En el caso del golf se refiere a valores como la integridad y el carácter. La naturaleza de este deporte señala que la honestidad no se negocia, pues en muchas ocasiones el jugador es el único que sabe si la pelota se ha movido o no antes de golpearla. Esto es igualmente cierto en los negocios, la ética se ha vuelto tan importante que la marca no puede renunciar a ella si quiere acumular cierto prestigio.

7. Explora el liderazgo

Si se juega en un contexto de equipo se debe ejercer cierto liderazgo dentro de él; es decir, ser un líder para el equipo y para uno mismo. Las empresas anhelan a personas líderes, personas que consigan transmitir la visión de la marca y entusiasmen al personal. Se necesita mucho liderazgo para vencer a la competencia, ya sea en el terreno de lo comercial o en el césped.

8. Amplía el conocimiento

En el golf es muy recomendable conocer todos los detalles relacionados con el juego (¿cómo es el campo? ¿a qué distancia está el búnker?) Todo esto es clave para saber qué palo utilizar y cómo ejecutar cada golpe. En los negocios sucede algo parecido: quienes no comprenden bien el sector en que se desenvuelven no podrán tener una buena estrategia de venta.

9. Muestra respeto

Finalmente, el respeto en el golf es importantísimo. El jugador debe estar a tiempo en su posición y vestido convenientemente. Se muestra respeto al equipo, a los rivales y al campo en general. Esto ocurre del mismo modo en los negocios con el respeto a los clientes y a los empleados que es innegociable.

Vía: holded.com