El hacker ético, el nuevo perfil que necesitan las empresas digitales

Existe hoy una fuerte preocupación por parte de las empresas digitales por proteger los datos, a raíz de los grandes problemas que presenta la ciberseguridad. Sin embargo no siempre es fácil encontrar un perfil profesional que proteja los ciberataques.

Casi cualquier negocio está expuesto a los ciberataques por lo que se debe saber cómo responder a este problema, nada menos que con su propia medicina: los hackers éticos. Pero, ante todo, ¿Qué es un ciberataque?

Hay que tener en claro que hoy todo está en Internet: datos personales, acciones, bancarios, localizaciones, etc. lo que representa numerosas ventajas, si se usan de forma correcta, porque facilitan a los usuarios mucha información pero también están muy expuestos a los ciberataques.

Así que un ciberataque es un conjunto de ataques contra un sistema informativo como bases de datos, softwares o redes de computadores, con el fin de dañar, alterar o robar datos a usuarios, instituciones y empresas. Entonces, los ciberataques van principalmente dirigidos hacia el espionaje o robo de datos.

Por eso hoy el gasto en ciberseguridad ha crecido notablemente, sobre todo en materia de educación hacia el empleado que son los más vulnerables a este tipo de ataques, además de la contratación de profesionales para que gestionen la seguridad en Internet.

El trabajo del hacker ético

Ante este panorama, la mejor medicina para combatir a un hacker es con su propia medicina. Las principales ventajas de contratar profesionales dedicados al hacking ético a las empresas son técnicas que ayudan protegerse de los ciberataques persiguiendo los siguientes objetivo:

– Ir por delante de los posibles hackers o cibercriminales, detectar posibles huecos en la seguridad digital que hacen vulnerable a la empresa frente a futuros ciberataque, es decir el hacker ético te ayuda a prevenir antes de curar.

– Ofrecer formación a los profesionales de las empresas, porque ellos son los más acosados por los ciberataques y son también los que más datos sensibles pueden manejar.

– Tener a punto todos los procesos de seguridad (tener actualizados todos los softwares, dar parte frente a los incidentes y tener asesoramiento en todo momento frente un ciberataque).

Profesionales que pueden ser hacker ético

Si se cree que la empresa necesita una persona especializada dada la sensibilidad de los datos estos algunos de los puestos más demandados por las nuevas empresas digitales:

Analista de seguridad: este perfil profesional está encargado en detectar cualquier tipo de vulnerabilidad técnica en los sistemas informáticos y redes de la compañía que puedan ser utilizado por los ciberdelincuentes para la extracción de datos.

Arquitecto de seguridad: es quien trata de frenar el ataque antes de sufrirlo, ya que es el responsable de diseñar el esqueleto de ciberseguridad previamente con el fin de que todas las actividades profesionales se realicen dentro de este ecosistema seguro.

CISO (Chief Information Security Officer): se encargará de establecer las políticas que gestionen y controlen las políticas de seguridad de cada negocio.

CSO (Chief Security Officer): es el responsable de la seguridad interna de la organización. Para ello debe contar con una visión completa del negocio y estar totalmente actualizado en materia de la normativa y conocer los riesgos que suponen la ciberseguridad.

DPO (data protection officer): es un perfil jurídico que trata de dar cobertura y aconsejar a la empresa acerca del cumplimiento normativo, según la nueva normativa europea de Protección de Datos.

Hacker ético: para combatir la ciberdelincuencia, se necesita aplicar la misma «medicina» que los delincuentes. Esta persona trata experimentar con los sistemas de seguridad de las empresas para ir por delante ante posibles ataques.

Vía:iebschool.com