Multimillonario trabajó de joven en McDonald’s y esto es lo que aprendió para ser exitoso

Son muchos los factores que llevan a una persona a comenzar un negocio propio donde la motivación es uno de las claves para lanzarse a la aventura emprendedora, pero no es suficiente para tener éxito en los negocios.

Precisamente, uno de los motivos es el lugar de trabajo, como es el caso de McDonald’s que, para millones de jóvenes alrededor del mundo, fue su primer empleo. No en vano ser parte del staff de una de las cadenas de comida rápida más grandes del planeta se ha convertido en una de las escuelas de negocios más prácticas para futuros emprendedores.

Y es que allí los jóvenes pueden aprender las nociones básicas de recursos humanos, administración de empresas, sistematización de procesos, logística, marketing y atención al cliente entre muchas otras cosas.

Jeff Bezos y el ketchup

Uno de los ejemplos emblemáticas del éxito posterior de un joven que haya trabajo en McDonald’s es el fundador de Amazon, Jeff Bezos, que según sus propias palabras, fue uno de los principales lugares de aprendizaje que le sirvió de mucho como fundador de una empresa.

De tal modo que el hombre más rico del mundo inició su carrera profesional trabajando en un McDonalds, un empleo que despertó su interés por la tecnología y le enseñó una valiosa habilidad.

En efecto, Jeff ingresó a la cadena de comida rápida más famosa del mundo cuando tenía 16 años y, siempre recuerda una anécdota con gracia. Luego de algunos días de su ingreso hubo un incidente al derramarse el ketchup del dispensador de 20 litros dándose cuenta lo difícil que era trabajar bajo presión.

Pero eso no es todo, el actual CEO de Amazon también aprendió a valorar la importancia de ofrecer la mejor atención al cliente, y la diferencia que marcaba era tener un buen líder.

«Lo más desafiante es mantenerse funcionando todo al ritmo adecuado durante la presión de trabajo. El gerente de mi McDonald’s fue excelente. Tenía muchos adolescentes trabajando para él, y nos mantuvo enfocados incluso mientras nos divertíamos«, recuerda Bezos.

A ello se agrega que estuvo fascinado por la automatización de los procesos en el restaurante, como cuando las papas fritas eran colocadas y extraídas del aceite caliente del aceite de manera automatizada luego de transcurrir un determinado tiempo de fritura.

Y, actualmente, pese a tener una fortuna calculada en 160 mil millones de dólares, Bezos aún valora su experiencia como empleado en McDonalds para tener éxito en los negocios.

Vía: ticbeat.com