Robert Kiyosaki revela los 5 rasgos esenciales para tener éxito como emprendedor

Cada vez más personas tienen la meta de convertirse en un emprendedor exitoso y llevar a cabo sus propias ideas, por más ilusiorias que parezcan. De hecho, alrededor del 25% de las personas que se gradúan, quieren crear un negocio propio en vez de tener un empleo.

Y quien mejor que el inversionista, emprendedor y conferencista, Robert Kiyosaki, autor del best seller «Rich Dad, Poor Dad» (Padre rico, Padre pobre), cuyo liderazgo de opinión ha cambiado la manera en que la gente piensa acerca del dinero y la forma de invertirlo.

En este sentido, el propio Kiyosaki admite que muchas veces le han preguntado lo que se necesita para ser un emprendedor exitoso. Y aunque la situación de cada persona es diferente, él ha descubierto que hay algunas características comunes entre aquellos que tuvieron éxito en la construcción de sus propios negocios.

1. Tener una piel gruesa

El primer negocio de Kiyosaki fue el de la fabricación de billeteras de velcro por la que obtuvo las licencias de bandas populares colocando sus nombres y logotipos en las carteras. «Se vendieron como pan caliente. Desafortunadamente, cometí muchos errores al ejecutar ese negocio, y cuando me quedé sin efectivo, tuve que cerrarlo», recuerda.

En este sentido, aplicando las reglas de su famoso libro, Kiyosaki aún recuerda a un Padre rico que miraba sus finanzas y le decía que había arrastrado a la compañía al suelo y que estaba prácticamente muerta. «Tenía que tener la piel gruesa para escuchar eso y escuchar. Podría haber seguido manejando el negocio con soporte vital, pero solo habría retrasado lo inevitable«, asegura.

Lo cierto que luego de cerrar el negocio le hubiera sido fácil renunciar a sus sueños empresariales, pero inmediatamente se puso a trabajar en su próximo proyecto, admitiendo que hubo mucha gente que le dijo que consiguiera un trabajo, especialmente porque ya tenía un negocio fallido en su haber. «No los escuché. Así que si quieres ser un emprendedor exitoso, necesitarás una piel gruesa para mirar verdades duras y seguir avanzando», asegura Kiyosaki.

2. Construir una gran red

Los empresarios exitosos siempre están dispuestos a establecer contactos y relaciones con personas que puedan ayudarlos a ellos y a su empresa. Esto significa que no se puede vivir en un horario cómodo de 9 a 5. Es posible que se deba realizar esa llamada telefónica temprano en la mañana o tarde en la noche para conectarse con alguien a nivel internacional. O puede que se tenga que pasar el fin de semana en una convención o conferencia.

También se necesitará hacer el arduo trabajo de construir la red de soporte. «Tengo contadores, abogados y asesores de todo tipo en mi equipo. Me ayudan a tener éxito, y son los mejores en el negocio. Esto se debe a que invertí mucho tiempo y esfuerzo para investigar, establecer contactos y contratar a los mejores«, señala.

3. Alabar, no ser alabado

Para Kiyosaki, sería mejor ser un empleado en lugar de un emprendedor. Y es que la mayoría de los empleados reciben comentarios constantes en forma de revisiones, mientras que los empresarios no reciben retroalimentación, o si lo hacen, a menudo es negativa porque han hecho algo mal.

Como emprendedor, entonces, hay que ser extremadamente seguro de sí mismo y también muy consciente de uno mismo. Kiyosaki admite que los mejores propietarios de negocios que conoce están seguros de sus decisiones, pero también pasan mucho tiempo mirando hacia adentro para autocorregirse cuando sea necesario.

Esto es importante porque una gran parte de ser un emprendedor es liderar a otros. Esto significa que se tiene que ser genuinamente apasionado de alabar a los empleados y socios, en lugar de buscar los elogios para uno mismo.

4. Saber automotivarse 

Kiyosaki también cuenta que tiene un amigo que es un gran atleta de maratones, enseña TaeKwonDo, compitió en los Juegos Olímpicos, y escribió varios libros. convirtiéndose en una de las personas más automotivadas que conoce. Por lo tanto, no sorprende que también haya comenzado un negocio exitoso.

Pero, muchas veces, es difícil trabajar para que una empresa funcione. Si no se tiene la capacidad de hacerlo funcionar todos los días, se fracasará. Es en estos ambientes en que se gasta una gran cantidad de energía para iniciar un negocio, pero no termina allí. «Debes motivarte por ti mismo para seguir creciendo y ajustarte a medida que el mercado cambia, lo que me lleva a mi último rasgo empresarial esencial», asegura Kiyosaki.

5. Ser flexible

A muchas personas que trabajan por cuenta propia les gusta pensar que son empresarios, pero no lo son. Para Kiyosaki, existe una gran diferencia entre una persona que trabaja por cuenta propia y un empresario, quien tiene que tener el suficiente conocimiento para negociar un contrato, para equilibrar los libros y hacer proyecciones de flujo de caja; para tener una conversación difícil con un empleado y hasta para hacer ajustes en su sitio web.

«Tienes que ser bueno en todas estas cosas, y debes estar motivado para hacerlas bien. Esto requiere mucha flexibilidad«, argumenta finalmente.

Vía: ectvplaymag.com