Cómo conseguir el nombre perfecto para tu negocio online

Sigue estos consejos para elegir un nombre ganador que llame la atención de los consumidores y fortalezca tu marca.

Muchos dueños tiendas online trabajan horas y hasta semanas ultimando detalles de su negocio antes de lanzarlo al mercado. Pero en la mayoría de los casos sienten que el nombre que idearon para el negocio no es el más llamativo o atractivo.

De tal modo que recurren a generadores de nombres en Internet que si bien pueden ayudar, no son capaces de satisfacer a estos nuevos emprendedores sino hacen antes un análisis profundo del proyecto.

Hay que tener en cuenta que el nombre del negocio es algo que está estrechamente relacionado al producto, a los valores como emprendedor y como empresa, a la misión de negocio y a la imagen que se desea que los clientes tengan de la marca.

Entonces, lo que hacer para elegir el nombre correcto para el negocio es analizar la idea de emprendimiento y responder a las siguientes preguntas: ¿Qué tipo de negocio se quiere lanzar o nombrar?, ¿Quién es el cliente objetivo?, ¿Dónde se quiere vender el producto o servicio?, Qué hace diferente de los competidores?, ¿Qué tipo de necesidad o problema se está resolviendo a los clientes con el producto o servicio?

¿Qué tipo de negocio se desea lanzar?

Es muy importante saber de antemano si se desea vender servicios o productos o ambos, ya que esto va a determinar el modelo de negocio, los canales de venta y promoción adecuados para obtener el mayor retorno sobre la inversión (ROI) y las demás estrategias que se deberán poner en práctica para hacer crecer el negocio y convertirlo en empresa.

Si el negocio es de un nutricionista se puede vender los servicios como especialista en nutrición, pero también se pueden vender productos físicos y digitales como las guías con recetas fáciles de hacer, suplementos nutricionales o equipos de cocina.

Lluvia de ideas

Luego que se haya hecho una reflexión sobre los puntos antes enunciados, se debe comenzar a escribir posibles nombres para el negocio. No hay que preocuparse, por lo general que el nombre perfecto no llega al primer intento, pero se necesita poner a trabajar la creatividad para encontrarlo.

Entonces, hay que tomar una hoja de papel y un lápiz y escribir todas las palabras que vengan a la cabeza. En este paso no se necesita ser muy prolijo, solo escribir las ideas. Incluso si son palabras sueltas y al menos hacer una lista de por lo menos 20 a 30 nombres tales palabras sueltas o combinaciones de palabras derivadas.

Y hasta se puede inventar una palabra que no exista, combinando las letras de algunos elementos del análisis del negocio. Pueden ser las iniciales de los socios, o fragmentos de los valores de la empresa. Luego, escoger un máximo de 10 posibles nombres hasta llegar al nombre ganador.

Una buena opción es usar nombres compuestos que comiencen con la misma letra (por ejemplo, Coca-Cola). Y asegurarse de decirlo en voz alta muchas veces. Y evitar cualquier tipo de vicios del lenguaje como las cacofonías (repetición de sonidos) y dificultades al pronunciarlo. ¿Y qué pasaría si el negocio llega a tener éxito? La marca será mencionada en la radio, televisión o en conversaciones entre las personas.

Finalmente, el nombre de la marca debe conectarse con el público objetivo. El nombre de marca no debe ser simplemente “atractivo” en general, sino que deben ser nombres atractivos para negocios, particularmente para la audiencia de la marca.

Vía: es.shopify.com